Lunes, 22 de Octubre de 2007

El primer ministro turco insiste en que atacará a los rebeldes kurdos en Irak

Recep Tayyip Erdogan se muestra dispuesto a lanzar una acción militar a pesar de las peticiones de moderación de EEUU y la OTAN

EFE ·22/10/2007 - 13:56h

EFE - El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ha insistido en que Turquía está dispuesto a lanzar una acción militar contra los rebeldes kurdos en el norte de Irak. EFE

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ha insistido en que Turquía está dispuesto a lanzar una acción militar contra los rebeldes kurdos en el norte de Irak a pesar de las peticiones de moderación de EEUU y la OTAN.

En unas declaraciones al diario The Times publicadas hoy, Erdogan, que habló horas antes de que el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) matase a 12 soldados turcos, dijo que su país pidió sin éxito a EEUU y a Irak que expulsara a los separatistas.

Según afirmó, la paciencia de Turquía se está acabando y su país tiene todo el derecho de defenderse.

"No tenemos que recibir permiso de nadie", subrayó Erdogan.

Agregó que el PKK se esconde detrás de los gobiernos de EEUU e Irak y utiliza armas americanas.

"Le hemos dicho al presidente (de EEUU, George W.) Bush en numerosas ocasiones cuán sensible somos sobre este asunto, pero no hemos tenido ningún resultado positivo", afirmó el primer ministro.

"Si un país vecino está facilitando un lugar seguro al terrorismo, nosotros tenemos derechos en virtud del derecho internacional y utilizaremos esos derechos y no necesitamos permiso de nadie", insistió.

La acción militar podría ser evitada si los estadounidenses e iraquíes expulsan al PKK, cierran sus campos y entregan a sus líderes, puntualizó Erdogan.

Agregó que el voto parlamentario que autoriza medidas militares demuestra que la paciencia de Turquía se está acabando.

Al mismo tiempo, el jefe del Gobierno turco admitió las dificultades en las relaciones entre EEUU y Turquía, un país que Washington considera que tiene una gran importancia estratégica.

Erdogan dijo que hay un sentimiento contrario a EEUU en Turquía, calificó de fracaso la guerra de EEUU en Irak y advirtió de que Washington "puede perder a un amigo muy importante" si el Congreso estadounidense aprueba un proyecto de ley que acusa a los turcos otomanos de genocidio contra los armenios en la Primera Guerra Mundial.

Sobre Irak, el primer ministro señaló que no se ha conseguido el éxito en ese país, "sólo hay muertes de miles de personas".

En relación con la UE, Erdogan se quejó de los países que se han opuesto al ingreso turco en la Unión (Francia, Alemania y Austria) y puntualizó que Turquía es una nación mucho más avanzada que algunas de las que entraron recientemente de Europa del este.

Erdogan consideró que Chipre ha sido el principal obstáculo y opinó que la UE ejerció una gran injusticia con Turquía.

En un referéndum en el 2004, los turcochipriotas aprobaron un plan de las Naciones Unidas para reunificar la isla mientras que los grecochipriotas lo rechazaron.