Lunes, 22 de Octubre de 2007

Continuación de paros en los transportes públicos causan retenciones en París

EFE ·22/10/2007 - 12:58h

EFE - Continúan los paros en los transportes públicos convocados por sindicatos minoritarios en la región de París. En la imagen del pasado jueves, varias personas en bicicleta cerca del río Sena, en París, durante la jornada de huelga en los transportes públicos contra la reforma de las pensiones en regímenes especiales propuesta por el presidente francés, Nicolás Sarkozy. EFE

La continuación por parte de sindicatos minoritarios de la huelga en los transportes públicos de la región de París contra la reforma de las pensiones en los regímenes especiales provocó hoy retenciones en autopistas y carreteras en torno a la capital.

La convocatoria de los sindicatos Sud Rail y Fuerza Obrera (FO), que han apostado por una huelga indefinida desde la jornada de paro del pasado jueves en toda Francia en la que participaron todas las centrales, ha originado esta mañana una reducción significativa de trenes de cercanías en circulación en París.

Según las líneas, se mantenían entre un tercio y dos tercios de los trenes habitualmente programados, explicó la compañía ferroviaria SNCF.

Como consecuencia de esas perturbaciones, muchos habitantes de la región de la capital habían optado por desplazarse en automóvil y, a las 8.00 hora local, el Centro Regional de Información Vial había contabilizado 295 kilómetros de retenciones acumuladas.

La Confederación Francesa de Trabajadores (CFDT), pidió hoy mediante su secretario general, François Cherèque, el fin de la huelga indefinida dirigida por FO y Sud Rail, por considerar que "no conduce a nada", ya que lo único que se consigue es "hacer desagradable la vida de decenas de miles de personas que van a trabajar".

Cherèque, en una entrevista a la cadena de televisión LCI, lanzó un llamamiento para que los sindicatos se mantengan unidos en su estrategia para negociar la reforma de las pensiones de los regímenes especiales, de los que se benefician medio millón de empleados, esencialmente de las empresas del transporte público terrestre y de los grupos energéticos estatales EDF y GDF.

El responsable en la SNCF de la Confederación General del Trabajo (CGT, mayoritaria en la compañía ferroviaria), Didier Le Reste, dijo que esperan que el Gobierno "formule nuevas propuestas" sobre esa reforma, ya que a su juicio no puede mantener "la misma actitud" que antes de la masiva huelga del pasado jueves.

En una entrevista que publica hoy "L'Humanité", Le Reste manifestó su intención de organizar una reunión unitaria de todos los sindicatos para decidir cómo continuar con el movimiento de oposición a los planes del Gobierno.

El plan de reforma presentado por el Ejecutivo pasa esencialmente por aumentar el periodo de cotización en los regímenes especiales que da derecho a una pensión completa de los 37,5 años actuales a 40 para equipararse al resto.

El ministro de Trabajo, Xavier Bertrand, recibe hoy a los representantes de las empresas cuyos trabajadores se benefician de los regímenes especiales.

Bertrand ha insistido en los últimos días en que el aumento del periodo de cotización no es negociable, pero se ha mostrado flexible en otros puntos, y en particular sobre la posibilidad de dar libertad en la edad de jubilación, crear una cuenta de ahorro de tiempo de trabajo o la "compra" de años de estudios para convertirlos en años de cotización.