Lunes, 22 de Octubre de 2007

El Gobierno turco está dispuesto a pagar "el precio que sea" para protegerse de los kurdos

El Gobierno de Erdogan anuncia que el combate contra el PKK continuará "con determinación, hasta el final". Turquía respeta la integridad territorial de Irak, pero "no tolerará la ayuda y el apoyo al terrorismo".

AGENCIAS ·22/10/2007 - 07:53h

Turquía respeta la integridad territorial de Irak, pero "no tolerará la ayuda y el apoyo al terrorismo", según un comunicado publicado anoche tras una reunión de crisis de altos responsables civiles y militares del país.

El comunicado llega tras los combates que costaron la vida a 12 militares y 32 rebeldes kurdos, en una emboscada que estos tendieron a una patrulla militar en la mañana del domingo en el sureste de Turquía, junto a la frontera iraquí.

"Turquía no dudará en pagar el precio, sea el que sea, para proteger su derecho, su unidad indivisible y sus ciudadanos", señaló el comunicado, publicado tras la reunión dirigida por el presidente Abdullah Gul.

El primer ministro Recep Tayyip Erdogan, el jefe del Estado Mayor, el general Yasar Buyukanit, así como varios ministros y militares de alta graduación estuvieron presentes en la reunión.

"El combate contra la organización terrorista (en referencia al Partido de los Trabajadores del Kurdistán, PKK) continuará con determinación, hasta el final", precisó el comunicado.

El Parlamento turco autorizó el pasado miércoles al gobierno a efectuar, en el plazo de un año, intervenciones militares en el Kurdistán iraquí contra los militantes del PKK. Turquía sostiene que el PKK posee una retaguardia en el norte de Irak, desde donde lanza ataques en su territorio. El último de ellos, este domingo, causó la muerte de 12 militares turcos.

Condena de Bush a los ataques kurdos

El presidente estadounidense George W. Bush condenó "firmemente" este domingo el ataque llevado a cabo por el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) contra el ejército turco, que mató a 12 militares en la frontera entre Turquía e Irak.

El presidente Bush "condena firmemente el ataque llevado acabo en la provincia de Hakkari y expresa sus condolencias a las familias que perdieron seres queridos y a todo el pueblo de Turquía", indicó Gordon Johndroe, un portavoz de la Casa Blanca.

"Estos ataques son inaceptables y deben parar ahora". Los ataques desde territorio iraquí deben ser solucionados rápidamente po rel gobierno iraquí y las autoridades regionales kurdas", añadió Johndroe.

Noticias Relacionadas