Lunes, 22 de Octubre de 2007

África y los Estados frágiles y en conflicto serán la clave en la estrategia del BM

EFE ·22/10/2007 - 02:32h

EFE - El presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick (i) y el ministro de Economía de México, Argustin Carstens (d), participan hoy, en una rueda de prensa, durante la Asamblea Anual del FMI y el Banco Mundial, en Washington (EEUU). EFE

El impulso al desarrollo de los países del África subsahariana y el respaldo a los Estados frágiles y en conflicto serán "elementos" clave de la misión del Banco Mundial (BM) bajo el nuevo liderazgo de Robert Zoellick.

Así lo acordó hoy el Comité de Desarrollo, un organismo conjunto del BM y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que insistió también en que la igualdad de género y los derechos de la mujer son "cruciales" para la reducción de la pobreza de forma sostenible.

El comité destacó en el comunicado emitido al final de su reunión que el Banco debe ser igualmente "relevante" para las naciones de ingresos medios como Brasil.

El órgano dio un espaldarazo a los planes de Zoellick, quien asumió las riendas de la entidad en julio pasado, al señalar que el sector privado es fundamental en la ayuda al desarrollo.

Zoellick adelantó en una rueda de prensa pronunciada esta semana que el sector privado debe tener un mayor protagonismo en el organismo multilateral y, en términos más generales, en la ayuda al desarrollo de los países más pobres.

Indicó que recurrirá a la Corporación Financiera Internacional (la entidad para el sector privado del BM) para reforzar el papel de las empresas en las naciones emergentes.

Además, adelantó que estudia la posibilidad de aceptar fondos de compañías para financiar la Asociación de Desarrollo Internacional (IDA), la división del Banco Mundial que ofrece donaciones y préstamos en condiciones ventajosas a los 81 países más pobres del planeta.

En ese sentido, el Comité de Desarrollo dijo hoy que es necesario completar con éxito la financiación de IDA para que las actividades del Banco tengan éxito.

El BM busca ahora fondos por alrededor de 30.000 millones de dólares para cubrir el periodo de préstamos entre el 2009 y el 2011.

Zoellick se manifestó hoy positivo en rueda de prensa sobre la marcha de la recaudación entre los países ricos y dijo confiar en que el proceso culmine con éxito para finales de año.

El comunicado del comité también dio la bienvenida a los esfuerzos del Banco para impulsar y financiar energías respetuosas con el medio ambiente en los países en desarrollo.

Por su parte, el director gerente del FMI, el español Rodrigo Rato, indicó hoy que los países emergentes todavía podrían sufrir un impacto mayor del que han experimentado a raíz de las recientes turbulencias financieras.

"Los riesgos han aumentado", dijo Rato en una rueda de prensa conjunta con Zoellick y el ministro mexicano de Economía, Agustín Carstens.

Añadió que los países en desarrollo necesitan mejorar su capacidad para asumir impactos externos, así como incrementar la transparencia.

El responsable del FMI apuntó en su discurso ante el comité que "aunque los efectos en los países de ingresos medios y bajos (de la reciente crisis) han sido relativamente benignos hasta la fecha (...) todavía puede observarse un impacto mayor y más aparente, si los problemas en los mercados maduros persisten".

Insistió en que las naciones desarrolladas pueden verse golpeadas con mayor virulencia, si las actuales turbulencias dañan de forma significativa el crecimiento global o se traducen en una caída de los precios de las materias primas.

"Por ejemplo, una desaceleración fruto del menor consumo en EE.UU. tendría un efecto negativo sobre las exportaciones chinas y la producción, lo que puede afectar a otros países asiáticos".