Domingo, 21 de Octubre de 2007

Renault o no Renault

Alonso evalúa la opción de retornar a la escudería francesa o fichar por Toyota o Ferrari.

ÁNGEL LUIS MENÉNDEZ ·21/10/2007 - 21:49h

Fernando Alonso se marcha de Interlagos con la copa de tercer clasificado. EFE

El futuro ya está aquí. Fernando Alonso sabe que, a sus 26 años, se encuentra en la gran encrucijada de su carrera deportiva. Tras ganar dos campeonatos del mundo con Renault, ayer se enfrentó a una situación que no esperaba. Lewis Hamilton no conquistó el campeonato, pero él tampoco. Aún así sonreía, aplaudía el desenlace, bañaba de champán al inesperado campeón.

Alonso tenía un pequeño sueño. Si hubiera ganado ayer el Mundial, el asturiano se habría convertido en el segundo piloto en toda la historia en ganar campeonatos consecutivos en dos escuderías diferentes. El último que lo logró fue el mítico Juan Manuel Fangio, hace exactamente medio siglo.

Son muchos los que opinan que Alonso debe salir de McLaren. Los problemas con Hamilton en el seno del equipo han sido tan tremendos que la Federación Internacional Automovilística (FIA) se vio obligada a tomar una decisión llamativa: nombrar a un supervisor especial que garantizara un trato idéntico para los dos pilotos en Brasil.

Una decisión increíble: algo así como si en la selección de Copa Davis hubiera que elegir un árbitro para supervisar que el capitán tratara a los jugadores por igual o para vigilar las relaciones entre dos tenistas de una pareja de dobles.

¿Otro año en McLaren?

A Fernando le queda un año más de contrato en McLaren...como mucho. La incógnita se plantea mucho antes. En las próximas semanas vamos a vivir un tiempo de grandes especulaciones porque se habla de que Flavio Briatore, el mentor de Fernando, se encuentra a la búsqueda de patrocinadores para recuperar al asturiano. No hay que engañarse: Renault no ha hecho nada desde que perdió a Alonso y ni Kovalainen ni Fisichella tienen asegurada su continuidad. Sitio hay.

Toyota es otra opción posible. La marca japonesa, símbolo de innovación entre las grandes empresas de todo el mundo, jamás ha hecho nada de importancia en el mundo de la Fórmula Uno.

Ferrari es la tercera hoja de la margarita. El diario finlandés Ilta-Sanomat ha llegado a asegurar este mes que Alonso podría haber aceptado un contrato preliminar de tres años con su presidente Luca di Montezemolo. El acuerdo podría extenderse desde 2009 hasta 2011. En el caso de que Alonso estuviera barajando la posibilidad de correr con Ferrari, la escudería no tendría un descarte sencillo. Existen rumores acerca de una posible salida de Massa rumbo a Toyota para cubrir la vacante que dejaría Ralf Schumacher.

No faltan tampoco los que insisten en que Raikkonen no es el piloto que los italianos de Ferrari quieren como seña de identidad de la casa. El controvertido perfil del finlandés no parece encajar bien con la imagen que Ferrari quiere a largo plazo. En cualquier caso, a Raikkonen aún le restan dos años de contrato.

Fernando Alonso va a vivir semanas de grandes incertidumbres, rumores, reuniones y especulaciones. No todo va a depender de él sino de la actitud que adopte a partir de ahora McLaren, de las gestiones de Flavio Briatore para devolverle a Renault y de los juegos de descarte que ferrari quiera emprender a partir de ahora. Toyota es otro equipo posible. ¿Será el tapado?