Domingo, 21 de Octubre de 2007

Habrá control antifraude en las ayudas al alquiler

La ministra de Vivienda, Carme Chacón, viajará a todas las autonomías para recabar el apoyo a su plan.

S. R. ARENES / F. GAREA ·21/10/2007 - 21:21h

La ministra de Vivienda, Carme Chacón.

Las ayudas al alquiler que ha anunciado el Ministerio de Vivienda tendrán que pasar por un control antifraude una vez al año. El objetivo es vigilar que beneficiarios que dejen de cumplir los requisitos sigan cobrando la denominada renta de emancipación. Ésta es una de las medidas que presenta hoy la ministra de Vivienda, Carme Chacón, en la conferencia sectorial con las comunidades autónomas.

El ministerio pondrá en marcha un programa informático que permitirá cruzar datos de la Seguridad Social y de Hacienda. Las comunidades autónomas, que gestionarán, como ahora, la concesión de las ayudas, tendrán acceso a esta aplicación informática, explican fuentes de Vivienda.

Así, podrán comprobar si el joven de entre 22 y 30 años que solicita la ayuda cumple con las condiciones de tener contrato y cobrar menos de 22.000 euros brutos anuales.

De esta forma, por ejemplo, si un joven que cobre la ayuda cambia de trabajo y pasa a ingresar más de los 22.000 euros, dejará de percibirla y beneficiará a otro solicitante.

Actualmente, el control a las ayudas al alquiler de 240 euros al mes que ya ofrece el ministerio (y seguirán en vigor) para jóvenes de hasta 35 años con ingresos de hasta 17.500 euros corre a cargo de las comunidades autónomas.

Traspaso del dinero

Otro cambio que plantea el Ministerio de Vivienda en la nueva ayuda de 210 euros al mes es traspasar el dinero directamente a los beneficiarios, no como hasta ahora, mediante una transferencia previa de los fondos a las comunidades autónomas. Ya funciona así en el caso de la subvención estatal para la entrada de un piso.

Lo que no cambia es el procedimiento para solicitar la renta de emancipación. Los jóvenes interesados deberán solicitarla en la consejería responsable de vivienda de su comunidad autónoma. Son los gobiernos regionales los que decidirán quién debe recibir la ayuda según los requisitos exigidos en el plan estatal.

El traspaso de fondos también está hoy en la agenda de la segunda conferencia de vivienda que convoca Carme Chacón en poco más de un mes.

La intención del Gobierno es que las ayudas entren en vigor el próximo 1 de enero mediante un real decreto que debe estar listo antes de esa fecha. Para que la subvención esté disponible en todas las autonomías, Chacón necesita consenso. Con este fin, la ministra inicia esta semana un periplo regional para recabar el apoyo de todas las autonomías, una por una.

Esta ronda de 7.000 kilómetros, que durará hasta final de año, prevé como primeras paradas Asturias y Baleares en lo que queda de mes. En noviembre, le tocará el turno a Cataluña, Galicia, Castilla-La Mancha, Cantabria, Extremadura y algunas de las regiones que más critican los planes del ministerio, como Madrid, además de Murcia. En diciembre, Chacón viajará al resto y la previsión es que Canarias sea el último destino.

Pedir el dinero antes de tener el contrato

Otra de las novedades que propone el Ministerio de Vivienda es que los jóvenes que quieran acceder a una ayuda al alquiler podrán pedirla sin tener aún el contrato del alquiler firmado. Una vez hecha la solicitud en cada comunidad autónoma, tendrán tres meses para buscar un piso de alquiler. Para la actual ayuda en vigor de 240 euros al mes destinada ajóvenes de hasta 35 años, sí es necesario presentar el contrato de arrendamiento.

Las competencias en vivienda están en manos regionales, por este motivo, además de las subvenciones que ofrezca el ministerio, cada región tiene su propio plan de ayudas que puede ser complementario. Como ejemplo, la desgravación del alquiler del 10,0% sin límite de edad la estudian también otras autonomías.

Noticias Relacionadas