Domingo, 21 de Octubre de 2007

Zapatero confirma que en 2012 el salario mínimo será de 800 euros

Responde a Aznar que para política "cortoplacista", la de meter a España en la guerra de Irak

GONZALO LÓPEZ ALBA ·21/10/2007 - 19:50h

EFE - José Luis Rodríguez Zapatero y Juan Fernando López Aguilar, nuevo secretario general del PSOE canario, saludan a los asistentes del congreso extraordinario de los socialistas de las islas, clausurado ayer. EFE

A pesar de las reticencias del vicepresidente económico, Pedro Solbes, el PSOE incluirá en su programa electoral el compromiso de que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) alcance los 800 euros en 2012.

José Luis Rodríguez Zapatero aprovechó ayer su intervención en la clausura del congreso extraordinario del PSOE canario para avalar en público esta promesa –anunciada por Jesús Caldera a comienzos de mes–, que se formalizará “en los próximos días” en “un nuevo acuerdo con los sindicatos”.

El presidente del Gobierno enmarcó este anuncio en un juicio global: “Hemos hecho una buena política económica y una gran política social, y hemos demostrado que gestionamos mejor que la derecha, tanto que presumía”. Tras reprochar a los gabinetes de Aznar el “olvido de los trabajadores que cobran el salario mínimo”, destacó: “Lo hemos subido un 33%, más del doble que el PP” en sus años de gobierno.

Fallos en comunicación

Poniéndose a la cabeza de la campaña de explicación que el PSOE ha diseñado como primera fase de la actividad electoral, Zapatero asumió las críticas. “Hemos hecho mucho, pero no lo hemos contado bien”. Lo hizo para declararse “orgulloso” de ello, porque “algunos hacían muy poco y dedicaban todo el tiempo a la propaganda vacía y manipuladora de los medios de comunicación”.

“Nosotros hemos hecho muchas cosas, muchos avances. No le hemos dedicado tiempo a la propaganda, a despilfarrar el dinero o a manipular las televisiones, como hace la derecha allí donde gobierna y cuando gobierna”, subrayó, buscando el contraste con el PP y singularmente con José María Aznar.

El presidente destacó que bajo su mandato ha aumentado la riqueza “en 265.000 millones de euros”. Eso equivale a “incorporar a España una Dinamarca entera”. También afirmó que la creación de tres millones de puestos de trabajo “es la mejor política social”. Tras ironizar sobre los vaticinios del PP sobre una recesión económica, aseguró que España “crecerá con fuerza y creando empleo”.

Irak o ayuda al desarrollo

Zapatero apuntó que, aunque hará hincapié en “un balance sin ninguna duda mejor” que el del PP en política económica y social, no rehuirá el cuerpo a cuerpo con la derecha. Así, si Aznar le afeó ayer en La Razón su política “cortoplacista”, el presidente afirmó que “política de corto plazo, fallida y de graves consecuencias” fue meter a España en la guerra de Irak.

Advirtió de que, por más que su recuerdo irrite al PP, hablará “de quienes enviaron nuestras tropas a Irak y por qué”. Lo justificó en que esa decisión “representa y refleja dos modelos muy evidentes de entender el mundo en el que vivimos, la forma de hacer política y los valores que se tienen y representan para dirigir este país”.

Frente al empeño de Aznar por “sacar a España del rincón de la historia” llevándola a una guerra, Zapatero reivindicó que “política a largo plazo es duplicar la ayuda al desarrollo, hacer de España el país que más la ha incrementado, hasta el 0,5% al final de la legislatura y triplicando los recursos destinados a África”.

Noticias Relacionadas