Domingo, 21 de Octubre de 2007

Llamar gratis sin cobertura es posible

El sistema, que aspira a convertirse en un estándar en el futuro, se basa en la tecnología P2P, aplicada a las comunicaciones.

B. S. ·21/10/2007 - 19:40h

La compañía sueca TerraNet ha anunciado la puesta en práctica de un sistema de comunicación entre teléfonos móviles que podría ampliar las posibilidades de comunicación en las zonas más desfavorecidas del mundo. El objetivo es que determinadas áreas de países en vías de desarrollo puedan mejorar su red de telecomunicaciones sin depender de un despliegue masivo de antenas.

El sistema, que aspira a convertirse en un estándar en el futuro, se basa en la tecnología P2P (del inglés peer-to-peer), aplicada a las comunicaciones. El fin es crear una pequeña red a través de terminales propios adaptados, que sea capaz de recibir de forma gratuita las llamadas de teléfonos idénticos, al tiempo que cada uno de ellos se constituye como un nodo que amplía la cobertura de esa red interna.

La idea surgió cuando los creadores de la empresa que lo comercializa hicieron un viaje a Tanzania y comprobaron que no podían comunicarse a través del teléfono móvil con otra persona que se encontraba a unos pocos metros. Según las pruebas realizadas, cada terminal de TerraNet tiene un alcance efectivo de un kilómetro, aunque esta distancia se puede ampliar. Cualquier terminal que encuentre otros dos, también podrá realizar llamadas, consiguiendo duplicar la distancia.

Llamadas compartidas

Cuando se enciende un terminal equipado con este sistema comienza a buscar de forma automática otros teléfonos con las mismas posibilidades. Una vez los encuentra, existe la posibilidad de establecer una comunicación con ellos, y a la vez extiende la red. Este sistema cooperativo de direccionamiento de llamadas permite que éstas sean gratuitas.

Según TerraNet, uno de los mayores problemas que se están encontrando a la hora de implantar este tipo de sistemas proviene de las propias operadoras de telefonía móvil, así como de los fabricantes de terminales, que se muestran escépticos ante la viabilidad económica
del proyecto. Por el momento, la compañía ha obtenido el respaldo del fabricante SonyEricsson.