Domingo, 21 de Octubre de 2007

La voz de los que nadie escucha

Miles de personas se manifiestan contra las desigualdades en el mundo

Susana Hidalgo ·21/10/2007 - 19:23h

Ambiente festivo: música de batucada, bongos africanos, carritos con niño, bicicletas, pañuelos palestinos, día soleado y miles de personas que se echan a la calle en toda España para reclamar que terminen las desigualdades en el mundo. La plataforma de ONG Alianza Española contra la Pobreza convocó durante el pasado fin de semana manifestaciones en más de 40 ciudades españolas con el lema "Rebélate contra la pobreza: Más hechos, menos palabras". La más numerosa, la de ayer al mediodía en Madrid, donde miles de personas marcharon desde la plaza de Cibeles a la Puerta del Sol.

¡"Con lo que Europa se gasta en perros y gatos comerían 100 millones de personas¡", grita una chica megáfono en mano. Se entonan lemas: "¡Africa se termina, no tiene medicinas!" y casi todas las manos sujetan una pancarta: "Deuda externa, abolición, ¿Quién debe a quién?" o "Los ricos contaminan y al sur exterminan". Un chico está disfrazado de enfermo (pijama y simulación de sonda incluida) y tumbado en una cama con ruedas en la que se puede leer: "No morimos 100.000 personas de hambre al día. Nos matáis".

La marcha avanza a buen ritmo hacia Sol ante la mirada de los turistas y los porteros de los hoteles. La voz oficial a miles de caras anónimas la pone José María Medina, miembro de la Alianza Española contra la Pobreza: "Hace un año nos encontramos aquí en otra concentración y os pedíamos rebelión contra la pobreza. Ha pasado un año, y seguimos invitándoos a rebelaros; frente a la pobreza pedimos más hechos y menos palabras".

Con lo de las palabras, José María Medina se refiere a que en el año 2000, 189 jefes de Estado se comprometieron a cumplir los llamados Ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio para 2015. Siete años después, los objetivos aún están muy lejos de cumplirse, recuerdan en la Alianza Española contra la Pobreza. Para recordarlo, ocho pancartas bien grandes con cada uno de los objetivos escrito en rojo ocuparon el centro de la manifestación: "Contra la pobreza y el hambre", "educación universal" o "vencer al Sida, la malaria y la tuberculosis".

Al final de la manifestación, los presentadores de televisión El Gran Wyoming y Beatriz Montañez leyeron un manifiesto: "Los gobiernos de los países desarrollados no cumplen ni siquiera sus promesas. Ni han aportado los 6.000 millones de dólares anuales comprometidos para lograr la educación primaria universal, y la lucha contra el SIDA en África subsahariana sólo ha recibido el 60% de los fondos prometidos".

Poco antes de las dos de la tarde, la marcha se disolvió y los manifestantes se dispersaron por el centro de Madrid. El año que viene, más.