Lunes, 22 de Octubre de 2007

Miles de personas sufren el cierre de dos líneas de Cercanías en Barcelona

Un servicio alternativo de autobuses intenta paliar desde esta mañana la falta de conexiones ferroviarias en Cercanías y media distancia

Reuters ·22/10/2007 - 07:26h

Viajeros procedentes de Valencia esperan en Tarragona el autobús que les llevará hasta Barcelona. EFE

Decenas de miles de viajeros del área metropolitana de Barcelona tuvieron que variar el lunes sus trayectos habituales por las líneas de Cercanías ante la interrupción del servicio en dos de ellas por una incidencia en las obras del AVE este fin de semana.

Varios medios hablaron de retrasos y retenciones en las primeras horas de puesta en marcha del plan alternativo de autobuses de Renfe, poniendo a prueba una vez más la paciencia de unos usuarios que llevan meses quejándose por los problemas en las infraestructuras catalanas.

"Nuestra prioridad máxima ahora es conseguir con la máxima celeridad posible restablecer la normalidad de Cercanías y evitar esta situación tan especial y de emergencia que obliga al transporte de viajeros en autobús", dijo el lunes a RNE el consejero de Obras Públicas de la Generalitat catalana, Joaquim Nadal. Muchos viajeros han tardado el doble de lo habitual en llegar a sus trabajos, según la cadena de radio.

Dos líneas de Cercanías cortadas 

El corte en Cercanías y la reestructuración de los servicios ferroviarios que presta Renfe en Barcelona se debió a un deslizamiento de tierras en un túnel de ferrocarriles de la Generalitat.

La incidencia obligó a interrumpir en ambos sentidos el trayecto Bellvitge-Sants, lo que afecta a las líneas C2 y C10, y servicios de media y larga distancia que circulan en Barcelona. Una de esas líneas de Cercanías es la que llega al aeropuerto barcelonés del Prat.

No se descarta que este nuevo problema en las obras del AVE, que podría estar solucionado en una semana, pueda incluso afectar a los planes de poner en funcionamiento la Línea de Alta Velocidad el día 21 de diciembre, como ha prometido el Gobierno Central y la Generalitat.

Fomento se defiende

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, ha asegurado sobre las incidencias ferroviarias en Barcelona, que "la única prisa que puede haber es darle el mejor servicio al ciudadano cuanto antes", y ha pedido serenidad. 

Ha indicado que "no se puede parar la obra porque siempre el AVE va a pasar por el mismo sitio, ya está decidido que entre compartiendo el corredor (de cercanías)".

La titular de Fomento ha recordado en conferencia de prensa que en esa obra "trabajan muchas personas, muchas empresas y muchos responsables y se pueden producir incidentes como los de este tipo" y que "a nadie se ha tratado de engañar, desde el principio se ha dicho que compartir corredor supone un riesgo de que se produzcan incidencias".

Noticias Relacionadas