Domingo, 21 de Octubre de 2007

"Estoy nervioso de alegría. No me lo creo", afirma Roldán Rodríguez

EFE ·21/10/2007 - 18:07h

EFE - Rodríguez está en el circuito de Interlagos, para integrarse con el equipo y ver cómo se trabaja un fin de semana de Gran Premio. EFEEFE

El español Roldán Rodríguez declaró hoy en el circuito brasileño de Interlagos, tras conocer que en 2008 será piloto titular del equipo Force India (en la actualidad Spyker) que está nervioso de alegría y que aún no se lo cree.

"Aún no me lo han dicho de una manera oficial. Estoy nervioso de alegría. No me lo creo. Tengo los nervios lógicos, pero deseando coger el coche, que lleguen los entrenamientos y mostrar lo que sé hacer. La verdad es que tras enterarme de que puede ser una realidad me he quedado encantado", dijo Rodríguez a EFE.

El piloto vallisoletano, de 22 años, considera que éste "es el momento ideal". "Un año antes puede que no, pero ahora sé que es el momento. Estoy preparado física y mentalmente, sobre todo mentalmente. He aprendido mucho en la GP2, sobre todo de los errores. Y sé que lo voy a hacer bien. Espero que sea una realidad en breve y poder firmar cuanto antes", dijo.

El único requisito que le queda para ser un piloto de Fórmula Uno es obtener la 'superlicencia', algo que a su juicio no es un problema: "Para eso no hay problema. Hay que hacer un número de kilómetros, y después de haber corrido en campeonatos por Europa y el Mundo en la GP2 no habrá problema. Cuando firme el contrato me lo creeré de verdad".

Al describir a su equipo, con el que ha podido convivir durante el último gran premio para familiarizarse con su forma de trabajar, Rodríguez dijo: "Veo un equipo muy profesional y con muchas ganas de tirar para arriba, de pasar de estar de detrás a situarse por lo menos en el medio de las clasificaciones. Todos están muy motivados y han fichado gente buena y con palmarés para lograrlo".

"Mi presencia en Sao Paulo me ha sido muy útil para ver cómo funciona esto. Nunca he estado en un equipo de Fórmula Uno y estar aquí ayuda para ver cómo se trabaja por dentro. Es muy especial. Esto es como una multinacional, en la que cada uno tiene su departamento. Trabajan mucho y hablan poco. Todo lo que pueda conocer antes de subirte al coche, mejor", dijo.

El español ya tuvo en una par de ocasiones la oportunidad de pilotar un Spyker, la última esta misma semana en Silverstone (Reino Unido): "La diferencia principal de un Fórmula Uno está en el comportamiento del coche, además de que corre mucho más, frena más y todo lo hace mejor".

"Es un coche con el que se puede rodar muy rápido sin muchas complicaciones. Sacar décimas ya es más difícil. Son coches hechos para ir muy rápido durante dos o tres horas y se nota un montón", señaló a EFE Rodríguez.