Domingo, 21 de Octubre de 2007

Andalucía: 460 fosas y 35.000 muertos

La Junta de Andalucía ha elaborado, con un coste de 440.000 euros, un mapa completo de fosas de la época franquista.

RAÚL BOCANEGRA ·21/10/2007 - 16:50h

A veces me cruzo con él, con el que delató a mi padre, y pienso para mí: Dios te dé el premio, si es que lo hay", cuenta María Sánchez, de 72 años. Su padre, Juan Sánchez, apodado Juanazo "porque era muy grande, muy sano" yace sin nombre en el cementerio de Jaén. Lo mataron los falangistas en 1941.

Juanazo es uno de los 35.505 muertos en la represión franquista que reposan en las más de 460 fosas comunes que hay en Andalucía, según los datos, estimativos en el caso de los muertos, que maneja la Consejería de Justicia tras tener prácticamente completado el mapa de fosas, un proyecto único en España para el que ha destinado 440.000 euros.

Equipos formados por psicólogos, arqueólogos, historiadores y antropólogos dirigidos por cuatro asociaciones para la recuperación de la memoria y con la colaboración de las universidades (han aportado la metodología) han rastreado durante dos años los pueblos de Andalucía para saber exactamente el lugar en el que están enterrados los muertos. Los resultados son escalofriantes.

Más de la mitad -419- de los municipios de Andalucía cuentan con al menos una fosa común a la que fueron arrojados cuerpos como el de Juanazo o el del poeta Federico García Lorca. "La tarea ha sido complicada. Dependíamos de la memoria de la gente. Al principio la gente tenía un poco de miedo a la hora de hablar.

Hubo que romper esa barrera", asegura Rafael López, de la Asociación memoria Histórica y Justicia de Andalucía, que ha coordinado la labor en Huelva. "Ha habido que ir a los pueblos -agrega- cuatro y cinco veces. Ahora hay más sensibilidad. Se está perdiendo el miedo".

Represión y geografía

Andalucía Occidental cayó pronto. Hubo batallas menores y se inició una represión sangrienta. Pueblo a pueblo, casa por casa. "Aquí al fascista, a ése no le hicieron nada. Mi madre nunca me contó nada. Se iba al estraperlo.

A mi abuela le preguntaba. Sufrimos muchísimo. Mi abuela me decía que no odiara a nadie", recuerda María con dolor. Mientras, Andalucía Oriental, excepto Granada capital y algunas zonas de Jaén, tardó en caer. Por eso, los datos arrojan una mayoría de fosas en las provincias de Huelva (118 fosas y 5.507 muertos), Cádiz (112 fosas y 2.510 muertos), Málaga (82 y 6.550 muertos) y Sevilla (65 fosas y 6.121 muertos), donde parte de la memoria se ha perdido sepultada bajo la expansión del ladrillo, del área metropolitana.

En Córdoba se han contabilizado 33 fosas y 4.137 muertos. En Jaén, 26 y 6.000 muertos y en Granada 24 y 4.280 muertos. Almería sólo alberga dos fosas con 400 cuerpos, pero a cambio, sufrió un fuerte bombardeo por la flota alemana en 1937.

¿Exhumaciones?

¿Y ahora qué? Una vez localizadas las fosas, ¿se exhumarán los cuerpos? "El objetivo no es abrir Andalucía como un queso gruyere. Creo que en el momento en que se encuentra una fosa, hay que ornamentarla, darle el espacio y la solemnidad que se merece.

Me merecen mucho respeto las familias y muchas no quieren", explica María José López, consejera de Justicia. López ha impulsado con fuerza la elaboración del mapa. Dos tíos suyos fueron muertos en Guadix (Granada) por ser del PSOE y UGT. "La izquierda no ha tenido intención de reabrir heridas", asegura.

"Hemos sido respetuosos, hay personas a las que un gobierno tiene que dignificar. Perdieron sus plazas como maestros, sus trabajos, tuvieron que huir, lo perdieron todo. No se trata de dinero. No tendríamos este país sin ellos", agrega la consejera.

Hay una pregunta que sobrevuela todo el trabajo. Han pasado 70 años ¿Se ha hecho a tiempo? ¿Se ha perdido mucha información? "Se ha hecho al límite. Mucha gente está muerta ya, pero bueno, ha calado. Aunque hemos tardado, es un trabajo importante y que tenía que hacerse", afirma Rafael López.