Domingo, 21 de Octubre de 2007

Sesión de recuperación, con los brasileños, tras la primera derrota liguera

EFE ·21/10/2007 - 17:26h

EFE - El jugador del Real Madrid Miguel Torres, durante una rueda de prensa. EFE

El Real Madrid se ejercitó en Valdebebas, con sesión suave de recuperación para los titulares, tras cosechar anoche en Montjuïc la primera derrota en Liga de la temporada (2-1), y más intensa para suplentes y no convocados, entre los que estuvieron los brasileños Robinho y Julio Baptista.

Tras el incidente previo al viaje a Barcelona para jugar ante el Espanyol, con el retraso de los brasileños internacionales precedido de una fiesta hasta altas hora de la madrugada en la que estuvo Robinho, el técnico Bernd Schuster les pidió explicaciones.

El técnico madridista decidió dejarles fuera de la convocatoria para jugar ante el Espanyol y tras escuchar las razones del retraso, debe decidir si los recupera para disputar el encuentro de Liga de Campeones.

Pese a aterrizar de madrugada en Madrid, alrededor de las 2.30 horas, siete horas después los jugadores madridistas llegaban a Valdebebas para entrenarse pensando ya en el próximo encuentro, el miércoles ante el Olympiacos griego.

Schuster dividió a su plantilla en dos grupos. Los titulares de ayer ante el Espanyol tuvieron sesión de recuperación mientras que suplentes y no convocados realizaron carrera continua y acabaron disputando partidos en reducidas dimensiones.

Separado de todos, el central brasileño nacionalizado portugués Pepe prosiguió con su plan específico de recuperación de la rotura muscular que sufrió en la primera jornada de Liga. Junto al recuperador José Luis Sanmartín, intensificó su trabajo de carrera y en ejercicios con balón. Su regreso se acerca.