Domingo, 21 de Octubre de 2007

Seat propone trabajar algunos sábados de 2008 para aumentar la producción en Martorell

EFE ·21/10/2007 - 15:15h

EFE - Seat ha propuesto a los sindicatos trabajar algunos sábados en la planta de Martorell en el 2008 para aumentar la producción, coincidiendo con el lanzamiento de la cuarta generación del modelo "Ibiza", una medida que no se adopta desde hace años, según informaron a Efe fuentes próximas a la compañía. EFE

Seat ha propuesto a los sindicatos trabajar algunos sábados en la planta de Martorell en el 2008 para aumentar la producción, coincidiendo con el lanzamiento de la cuarta generación del modelo "Ibiza", una medida que no se adopta desde hace años, según informaron a Efe fuentes próximas a la compañía.

La filial de Volkswagen ha reducido sus existencias en un 25% en los últimos meses con el establecimiento de días no productivos en la factoría de Martorell (Barcelona), pero ahora está en disposición de incrementar su volumen de fabricación hasta una cifra próxima a las 440.000 unidades en el 2008.

La compañía, que prevé cerrar el presente ejercicio con una producción cercana a los 400.000 vehículos, lanzará al mercado en marzo el nuevo modelo "Ibiza" de cinco puertas y en junio, aproximadamente, la variante del mismo modelo de tres puertas.

El "Ibiza" es, con mucha diferencia, el modelo más importante para Seat: en el 2006 se fabricaron 183.848 unidades, un 12,5% más que en 2005, lo que supuso el 45% de la producción total de Martorell durante ese ejercicio, mientras que la red de concesionarios vendió 181.749 vehículos, un 7,4% más que en el 2005.

La decisión de trabajar algún sábado en Martorell en el 2008 todavía no ha sido aprobado, pero la dirección de la filial de Volkswagen la contempla, sobre todo después de la puesta en marcha del plan de bajas voluntarias, que prevé la salida de más de 1.600 trabajadores hasta finales del 2009.

Las medidas de optimización de procesos y los avances tecnológicos introducidos en la principal fábrica de Seat permiten contemplar un aumento de la producción a pesar de disponer de una plantilla más ajustada.

Además, se da la circunstancia de que los empleados de la fábrica de Martorell le deben de media unos 24 días de trabajo a la compañía en base a la bolsa de horas, el principal mecanismo de flexibilidad laboral de Seat.

Portavoces de la filial de Volkswagen consultados por Efe han subrayado que la opción de trabajar algún sábado "está sobre la mesa", pero que todavía se tiene que discutir con los representantes de la plantilla.

"El rumbo es bueno y positivo", han afirmado las mismas fuentes de Seat, en alusión al objetivo anunciado por el presidente de la marca, Erich Schmitt, de fabricar unas 800.000 unidades en el año 2018.

En los planes futuros de la compañía destaca el desarrollo de un coche pequeño y barato a partir del proyecto que en la actualidad prepara Volkswagen, además del lanzamiento de la nueva berlina y de su variante familiar en el 2009, de un todoterreno urbano a partir de 2010 y de los modelos sucesores del "Altea" y del "León".

El actual calendario industrial prevé un máximo de 224 jornadas de trabajo en la fábrica de Martorell, pero siempre de lunes a viernes.

Por contra, en el centro de la Zona Franca de Barcelona, que suministra piezas a otras plantas del grupo Volkswagen, sí que se trabaja los sábados.

Las jornadas industriales en esos días son habituales en algunos períodos en el sector de la automoción, ya que permiten adecuar la producción al mercado en función de la demanda.