Domingo, 21 de Octubre de 2007

Unos 125.000 documentos de la Catedral de Burgos han sido catalogados desde 1994

EFE ·21/10/2007 - 15:37h

EFE - Vista de parte del archivo de la Catedral de Burgos. EFE

Cerca de 125.000 documentos del Archivo de la Catedral de Burgos han sido catalogados desde 1994, cuando comenzaron estos trabajos para ordenar y registrar los más de 200.000 documentos que se guardan en la seo burgalesa.

El presidente del Cabildo, Matías Vicario, en declaraciones a Efe, explica que a pesar del esfuerzo realizado "todavía quedan muchos documentos por catalogar y hay trabajo para varios años".

El Archivo de la Catedral de Burgos tiene más de mil años de existencia y durante todo este tiempo se han recopilado y guardado decenas de miles de documentos, algunos de gran valor histórico.

En su opinión, este archivo es uno de los más importantes de España y por ello, añade Vicario, estos trabajos son de gran interés y utilidad para conocer e investigar la historia de la Catedral y de la propia ciudad y sociedad burgalesa.

La catalogación se lleva a cabo con el apoyo económico de Caja Círculo y se han completado las secciones de Volúmenes y de Libros de Archivo, que contiene más de 55.000 documentos, y en la actualidad se trabaja en la sección de Actas Capitulares o Registros.

La sección Libros de Archivo incluye documentos comprendidos entre 1147 y 1948, ordenados con criterios administrativos y no cronológicos, relativos a sínodos diocesanos, testamentos, maestros de capilla y provisiones para el mantenimiento de la Catedral, todo ello, según el archivero, de gran interés para conocer como era la vida en Burgos y el funcionamiento de las instituciones.

La sección de Actas Capitulares está dividida en 166 volúmenes, desde 1391 hasta la actualidad, que también supone una documentación importante sobre las diversas etapas del Cabildo y sus relaciones con otras instancias.

En el Archivo Capitular, de los 200.000 documentos que se guardan, 60.000 son en pergamino, y se fundó en el año 1075, aunque tiene documentos anteriores procedentes de monasterios y abadías, entre ellos el más antiguo, del 972, que corresponde a una compra de fincas en la localidad burgalesa de Covarrubias.

Para el presidente del Cabildo, entre los documentos más importantes destacan la "Carta de arras del Cid", el "Cronicón Burgense" y varios privilegios reales.

Matías Vicario destaca el esfuerzo que desde 1994 se realiza para la catalogación del Archivo, donde "no sólo se encuentra la historia de la Catedral de Burgos, sino también la historia de otras instituciones civiles y religiosas".

Algunos de los documentos más valiosos del Archivo de la Catedral de Burgos se exhibieron durante la segunda exposición de las Edades del Hombre, en la propia seo burgalesa, y en la actualidad se muestran en el Museo Catedralicio.