Domingo, 21 de Octubre de 2007

Turquía bombardea el norte de Irak en una ofensiva contra los rebeldes kurdos

Los combates empezaron ayer como respuesta al ataque kurdo que terminó con la vida de doce soldados turcos. Esta misma tarde, Turquía utilizaba sus cazas para bombardear una zona a 500 kilometros de bagdad con el fin de destruir un puente y cortar las comunicaciones

PÚBLICO.ES/REUTERS ·21/10/2007 - 12:11h

La tensión sigue aumentando en la frontera turca con Irak. Ya son 32 los militantes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) muertos en la ofensiva turca en el norte de Irak. Unas maniobras como respuesta al ataque rebelde del pasado sábado y que acabó con la vida de 12 soldados turcos.

El viceprimer ministro turco, Cemil Cecik ha dado esta tarde esta nueva cifra tras una reunión ministerial que presidió y en la que se abordó el enfrentamiento. Cecik ha explicado que continuan los choques armados y que las fuerzas turcas habían rodeado a los activistas kurdos, que intentaban escapar al asedio, pero que eran atacados con helicóptero

El Ejército turco lanzó otra ofensiva aérea esta misma tarde en forma de bombardeo en la localidad fronteriza iraquí de Nazduri, a unos 500 kilómetros al norte de Bagdad. Según fuentes militares, el objetivo era destruir un puente para cortar la movilidad de los combatientes kurdos en esa zona. La versión turca explica que no ha habido que lamentar bajas.

El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Turquía informaba a primera hora de este domingo en un comunicado de que los combates responden a una amplia operación militar por tierra y aire en respuesta al ataque lanzado por separaistas kurdos en las inmediaciones de Yuksekova, población de la provincia suroriental de Hakkari, fronteriza con Irak.

El comunicado del Ejército cifraba los soldados turcos muertos en 12 y en 16 los heridos, aunque medios locales informaban de al menos 17 militares fallecidos y 14 más heridos.  Además, NTV ha dicho que otros 10 soldados se encuentran desaparecidos por lo que se teme que aumente el número de víctimas.

Los dirigentes militares turcos explicaron que desde la noche de ayer el batallón de Infantería de Daglica en Yuksekova fue atacado desde tres posiciones diferentes por unos 200 militantes del PKK con artillería pesada y rifles automáticos. El Estado Mayor precisó que había bombardeado con artillería hasta 63 objetivos en el norte de Irak y dio a entender que los combates con el PKK proseguían hoy en el norte del país vecino.

Por su parte, la agencia pro kurda Firat informaba hoy de que el Ejército turco ya comenzó anoche a cruzar la frontera con Irak desde la localidad de Oremar, también en la provincia de Hakkari. Al mismo tiempo, desde Bagdad se informó de que el Ejército turco bombardeó hoy pueblos kurdos en la provincia de Dahuk, en el norte de Irak, aunque se desconoce si hubo víctimas.

Según las fuentes iraquíes, que pidieron el anonimato, 85 proyectiles de la artillería turca han impactado contra pueblos en las zonas de Zajo y Al Emadiya. Además, en la provincia turca de Hakkari se produjo hoy la explosión de una mina al paso de un microbús con el resultado de 10 civiles heridos. En una intervención desde Estambul, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, anunció que esta noche se celebrará una reunión extraordinaria sobre terrorismo entre los más altos dirigentes civiles y militares del Estado.

El ataque ocurría cuatro días después de que el Parlamento turco autorizara a los militares incursiones en el norte de Irak, donde los activistas del PKK se refugian para lanzar ofensivas contra Turquía. Erdogan solicitó entonces la cooperación de Bagdad y Washington para impedir que los kurdos empleen el norte de Irak como base de operaciones contra Turquía.