Domingo, 21 de Octubre de 2007

Ali Smith invita a introducir a un extraño en la familia en "Accidental"

EFE ·21/10/2007 - 13:42h

EFE - La escritora escocesa Ali Smith, durante la entrevista que concedió a Efe con motivo de la publciación de "Accidental". EFE

Ali Smith reflexiona en "Accidental" sobre la incomunicación que impera hoy en las relaciones humanas y que, según ha señalado a Efe la escritora escocesa, puede provocar que "un personaje perturbador" entre en una familia y nadie se pregunte "quién le ha invitado".

La novela de Ali Smith (Inverness, 1962), publicada por Alfaguara y que fue finalista del Booker Prize 2005 y ganó el premio Whitbread, traslada al lector al caluroso verano de 2003, en plena guerra de Irak, y a los corazones de una familia de clase media, normal solo en apariencia.

A través de la misteriosa mujer Alhambra, también llamada Ámbar, la autora profundiza sobre la razón de existir que nos dan las personas ajenas, al igual que la escritora estadounidense Toni Morrison defiende que un cowboy no existiría sin los indios.

"Accidental" retrata a la enigmática Ámbar, -"el personaje más fácil de escribir"-, quien legitima como una auténtica familia al matrimonio de Michael y Eva y a sus dos hijos Astrid y Magnus, -"unos adolescentes que se crearon ellos solos"-, subrayó la autora, que luce una imagen ambigua.

"Ámbar es un reflejo en el espejo que demuestra a la familia sus relaciones entre ellos y sus opuestos", asegura Smith, quien cree que al final "todos los personajes han creado a la Ámbar que necesitan para sus vidas".

Ali Smith, que escribió su primera novela en 1997, reconoce que tuvo una lucha con el personaje de Eva, la madre y esposa, ya que "representa a las mujeres que normalmente no tienen una voz, sino tópicos", pero en este libro es el marido el que los adopta.

La escritora inventa diferentes Evas para averiguar "a qué edad o en qué momento se permite a la mujer rebelarse y actuar libremente".

Todos los personajes creados por Smith se ocultan de la realidad. La niña con un vídeo, el niño junto al ordenador, el padre leyendo un libro y la madre creando biografías ficticias.

Precisamente Ali Smith, que vive en Cambridge, crea en el libro "un nuevo género literario" con las entrevistas autobioficticias que escribe Eva, en las que habla sobre personas muertas antes de la II Guerra Mundial y cómo hubieran sido sus vidas.

En casi todos los capítulos, que van reproduciendo la voz de los protagonistas, la muerte está muy presente, especialmente entre la adolescencia. La también autora de "Hotel World" ha explicado que quería reflejar el final de la inocencia y el renacimiento narrativo de la misma.

En el libro, que a veces se estructura poéticamente, aparecen canciones, películas, Thelma y Louise, Beckham, el premio Booker o Internet, todo lo que forma "la realidad de la superficie", explica Ali Smith.

"Accidental" no es un título nacido de forma fortuita, pues la escritora lo eligió tras escuchar la pieza accidental de una pianista e investigar sobre su significado.