Domingo, 21 de Octubre de 2007

Olmert analizará con Sarkozy y Brown la posibilidad de nuevas sanciones a Irán

EFE ·21/10/2007 - 12:29h

EFE - Imagen de archivo del primer ministro israelí, Ehud Olmert. EFE

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, inicia hoy una visita a París y Londres, donde analizará con el presidente francés, Nicolás Sarkozy, y con su homólogo británico, Gordon Brown, la posibilidad de imponer nuevas sanciones a Irán.

Tras haberse entrevistado esta semana en Moscú con el presidente ruso, Vladimir Putin, con quien abordó la política nuclear iraní, Olmert tratará de recabar apoyos de los dirigentes francés y británico para forzar nuevas sanciones contra Teherán en el seno del Consejo de Seguridad de la ONU.

El primer ministro israelí se reunirá con Sarkozy mañana entrevista tras la cual tiene fijado un almuerzo con su anfitrión francés, según dijo a Efe la portavoz de la Oficina de Olmert Miri Eisin.

También tiene fijados sendos encuentros con el primer ministro francés, François Fillon, y con el titular de Asuntos Exteriores, Bernard Koucher, además de reunirse con representantes de la comunidad judía en París.

El martes, tiene previsto entrevistarse con Brown en Londres, agregó la portavoz.

En su visita de tres días a las capitales europeas Olmert también presentará la posición de Israel respecto de las actuales negociaciones con los palestinos preparatorias de la conferencia internacional de Annapolis (Maryland) auspiciada por el anfitrión EEUU y prevista para este otoño.

A su regreso de Moscú el jueves pasado, Olmert dijo sentirse "muy satisfecho" de su encuentro con el presidente ruso, y según explican fuente allegadas al primer ministro citadas por el diario "Yediot Aharonot", el jefe del Gobierno israelí cree que Putin no está interesado en que Irán se convierta en una potencia nuclear.

La política nuclear iraní se ha convertido en una cuestión de suma inquietud en Israel en los últimos meses, pues el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ha reiterado en numerosas ocasiones que Israel "debe ser borrado del mapa".

La cuestión ha cobrado especial interés para el Gobierno de Olmert pues los cinco miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas tienen previsto estudiar si refuerzan las sanciones contra la República Islámica, que ha rechazado suspender sus actividades de enriquecimiento de uranio.

De momento, el Gobierno francés es favorable a incrementar las sanciones y en este sentido, el titular de Asuntos Exteriores, Bernard Koucher, elevó en su reciente visita a Oriente Medio la posibilidad de una intervención militar en Irán en caso de que no cese su actividad atómica.

Olmert tiene previsto presentar a Sarkozy y a Brown información de los servicios de inteligencia sobre las intenciones de Teherán y les expondrá la preocupación de Israel de que se llegue a "un punto de no retorno".

En cuanto a la situación con los palestinos, fuentes políticas israelíes creen que hasta que se celebre la conferencia de Annapolis (EEUU), la comunidad internacional redoblará sus presiones a Israel, especialmente EEUU, pero también algunos países comunitarios.

El diario agrega que las presiones se ejercerán en relación a dos cuestiones: la difícil situación que viven los palestinos en la franja de Gaza sobre todo, a raíz de que Israel declarara ese territorio "entidad enemiga"; y el deseo de la comunidad internacional de que los israelíes hagan importantes concesiones con el objeto de que se establezca un Estado palestino.