Domingo, 21 de Octubre de 2007

El Instituto Cervantes desea ser "vanguardia" de la cultura en español en Japón

EFE ·21/10/2007 - 12:02h

EFE - Fachada lateral del Instituto Cervantes de Tokio. EFE

El Instituto Cervantes de Tokio, que abrió sus puertas en septiembre, presentó hoy su programa en Nagasaki, en el marco del foro hispano-japonés, con la apuesta de convertirse en "la vanguardia" de la cultura en español en Japón.

En la segunda y última jornada de este encuentro bilateral, el director del Instituto Cervantes en Tokio, Víctor Ugarte, explicó en una intervención el programa del centro, que pretende mejorar el conocimiento mutuo de ambos países y difundir la cultura de los países de habla española.

"El conocimiento sobre España aquí está muy anticuado", aseguró a Efe tras su exposición el director del Instituto Cervantes en Tokio, que agregó que los nipones "no tienen una percepción clara de la realidad actual española, que es un país moderno, la octava potencia del mundo, y socialmente avanzado".

Víctor Ugarte aseguró además que la parte nipona del foro se llevó "una grata sorpresa" porque la apuesta del Instituto Cervantes en Japón es "muy importante".

"Ha sido una buena noticia para ellos, porque (el centro) ayudará a impulsar las relaciones culturales entre España y Japón", explicó, aunque señaló a continuación que es necesario "dar continuidad" a las propuestas del foro para que no se queden en proyectos.

Entre las próximas iniciativas que está preparando la sede tokiota del Instituto Cervantes, Víctor Ugarte destacó en su conferencia la primera exposición que va acoger este centro, bajo el nombre "Moda y literatura".

Esta muestra abrirá sus puertas el próximo 1 de noviembre y en el acto inaugural está previsto que participen, además del director del Instituto Cervantes en Tokio, el vicepresidente del Instituto Español de Comercio Exterior (Icex), Ángel Martín Acebes, y la directora del Departamento de Educación y Cultura del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, María Fernanda Santiago Bolaños.

Además, esta institución tiene previsto llevar a cabo otras iniciativas en colaboración con varios países latinoamericanos como Argentina y Colombia.

El centro nipón del Instituto Cervantes, el mayor del mundo, comenzó el pasado 1 de octubre sus clases con unos 600 matriculados y espera alcanzar los mil alumnos al final del primer trimestre, aún lejos de su objetivo de entre 5.000 y 8.000 alumnos al año.

El foro hispano-japonés, que celebró este año su décima edición, contó con ponencias y mesas redondas sobre Energía y el cambio climático, Agricultura y desarrollo sostenible, e Intercambios culturales, los tres grandes temas de la agenda bilateral.

Según sus impulsores, esta iniciativa busca el encuentro de las sociedades civiles de España y Japón, con el objetivo de que se conozcan mutuamente y tiene una vocación global por los temas que abarca.