Sábado, 20 de Octubre de 2007

"Un policía me disparó y me ha dejado ciego de un ojo"

Ahmed resultó herido en los altercados del jueves previos a la demolición

DANIEL AYLLÓN ·20/10/2007 - 21:38h

“Acababa de titularme como mecánico y quería celebrarlo el jueves por la noche. Pero todo se torció”, cuenta Ahmed en una cama del hospital Gregorio Marañón con el ojo izquierdo vendado tras la operación. Minutos después, su doctor entra en la habitación y le confirma que nunca volverá a ver por ese ojo.

El joven marroquí cuenta que la mañana de los incidentes pensaba ayudar a uno de sus hermanos en una compañía de seguros “porque no habla bien español”. Pero al llegar a su casa, en la Cañada Real, se encontró el despliegue policial. “Tuve que entrar en casa de una vecina. Allí fui a beber agua y un policía me disparó una bala de plástico de ésas. Me dio en un ojo y empezaron los mareos”. Un familiar y varios amigos intentaron auxiliarle pero “los antidisturbios se lo llevaron a un furgón”, cuenta su hermano Said. Sin embargo, esto choca con la versión oficial, que niega los argumentos de Ahmed y asegura que el joven arrebató la pistola a un agente durante la reyerta.

Ya no estoy detenido, pero sigue habiendo policía en el hospital y saldré en cinco días”, cuenta el joven. Sin embargo, su mayor preocupación es su madre: “Es la única de la familia que no sabe que no volveré a ver por el ojo y no quiero que sufra”.

Noticias Relacionadas