Sábado, 20 de Octubre de 2007

El punk después del punk

Este martes se reedita toda la discografía de Joy Division, con material extra e inédito

JESÚS ROCAMORA ·20/10/2007 - 20:12h

Manchester, circa 1979: Sumner, Curtis, Hook y Morris.

Hay conciertos capaces de cambiar la historia. O al menos, cuya influencia se escapa a toda medición. El mítico recital de presentación de Sex Pistols, en el Manchester Lesser Free Trade Hall, en junio de 1976, ante cerca de 40 personas entre las que se encontraban miembros de los futuros Buzzcocks, The Fall y The Smiths, además de ilustres mancunianos como Tony Wilson (fundador de Factory Records) y periodistas del NME, es uno de esos momentos retratados en películas, libros y todo tipo de documentos por su onda expansiva. También sería fundamental para Bernard Sumner, Peter Hook e Ian Curtis, que primero formarían Warsaw y, luego, Joy Division.

Tocado desde la distancia

Lo decía la revista Mojo a principios de este 2007: éste sería el año de Joy Division. Era una cuestión de cálculo de posibilidades y de casualidades imprevistas. Entre las primeras están el biopic en blanco y negro dedicado a Ian Curtis por Anton Corbijn, titulado Control, inspirado en la biografía escrita por su viuda, Touching From a Distance, y presentado en el pasado festival de San Sebastián. Entre las segundas, la muerte de Tony Wilson en agosto, que volvió a poner a Manchester y a Joy Division en titulares de medio mundo.

La reedición, el próximo martes, de su discografía, por parte de Warner y Rhino, también pone sobre la mesa el increíble radio de acción que han tenido apenas tres discos (dos oficiales y una recopilación) en el mundo del pop, desde la electrónica más oscura a la música industrial (Nine Inch Nails siguen versionando Dead Souls en sus directos), a todo eso que se ha llamado música gótica (término empleado por Tony Wilson para definirlos), el fashion rock de The Killers o Interpol y, en general, el revivalismo post-punk de principios de siglo. Y podríamos contarlas: cada año salen varias versiones de Love Will Tear Us Apart, lo más parecido a un himno, oscuro y poético.

Biografía en castellano

A grandes rasgos, Joy Division representan mejor que ningún otro grupo al punk después del punk. Partiendo de la urgencia, la angustia y hasta el asqueo de Sex Pistols, utilizaron los mismos instrumentos para tocarlos de otra forma: ritmos secos herederos del krautrock, bajos hipnóticos, colchones electrónicos para crear atmósferas y  texturas inéditas, y una voz que parece salida de una cueva, inspiradas en autores como Nietzsche o Burroughs.

Para redondear este año, una gran noticia para los fans españoles: el sello Mushroom Pillow se expande con lMetropolitan Ediciones, entre cuyos primeros lanzamientos está la traducción de Touching from a Distance. Por fin.