Sábado, 20 de Octubre de 2007

El Gobierno filipino ofrece una recompensa por la captura de los autores del atentado de Glorieta

EFE ·20/10/2007 - 10:40h

EFE - Un grupo de soldados vigila las calles de Manila tras una explosión en un centro comercial que causó la muerte de 9 personas. EFE

Las autoridades de Filipinas ofrecen 68.000 dólares (unos 47.600 euros) por cualquier información que permita detener a los autores del atentado con bomba en el centro comercial Glorieta que la víspera mató a nueve personas e hirió a otros 128 en Manila, informó hoy la televisión nacional.

La presidenta filipina, Gloria Macapagal Arroyo, anunció dos millones de pesos y la propia alcaldía de Makati, el distrito financiero de Manila y donde tuvo lugar el atentado, aportó el otro millón.

La zona de la explosión en Glorieta, uno de los mayores centros comerciales de Makati, continúa hoy acordonada mientras los peritos trabajan para determinar qué tipo de explosivo se empleó.

"Hemos completado nuestra investigación preliminar y probablemente emplearon RDX, pero seguimos investigando", declaró el superintendente Arturo Cacdac a los periodistas.

Los especialistas identifican con RDX, las siglas en inglés de Royal Demolition Explosive, un potente explosivos también conocido por "exógeno" o "ciclonita", cuya fórmula es C3H6H6O6 y que es usado en combinación o como base de otros explosivos, como el C4, que en Filipinas en general solo lo utiliza las Fuerzas Armadas.

El C4 está formado en un 91 por ciento por RDX y no deja rastro tras la explosión, según lo expertos.

Ningún grupo terrorista en Filipinas se ha atribuido la autoría del atentado, y la presidenta de Filipinas, Gloria Macapagal Arroyo, advirtió ayer a sus rivales políticos de que se abstengan de aprovechar la ocasión para intentar desestabilizar el Gobierno, inmerso en un nuevo escándalo de corrupción.

"Aviso a aquellos que buscan desestabilizar nuestro Gobierno que no exploten este incidente para perseguir sus egoístas motivos políticos", señaló la mandataria.