Sábado, 20 de Octubre de 2007

La Policía difunde un retrato de uno de los suicidas presunto autor del atentado contra Bhutto

EFE ·20/10/2007 - 09:53h

EFE - Vista del funeral por los policías que murieron en el atentado cometido el jueves contra la comitiva de la ex primera ministra de Pakistán Benazir Bhutto, en Karachi. EFE

La Policía ha difundido el retrato de uno de los presuntos autores del atentado contra la líder opositora Benazir Bhutto para hallar pistas sobre los responsables de las dos explosiones que en la noche del pasado jueves causaron la muerte de 140 personas en Karachi (sur de Pakistán).

Según la cadena de televisión privada Geo Tv, una fuente policial aseguró que para obtener la imagen, las fuerzas de seguridad retrataron la cabeza de uno de los presuntos suicidas, que fue encontrada -seccionada del resto del cuerpo- en el lugar del atentado.

Por el momento, los talibanes paquistaníes han asegurado no tener nada que ver con las explosiones, ya que, según un colaborador del líder tribal Baitullah Mehsud, "no creen en el asesinato de civiles inocentes".

Las explosiones estaban dirigidas contra la caravana de la ex primera ministra Benazir Bhutto, recién llegada a Karachi tras un exilio voluntario de casi nueve años.

Aunque la líder del Partido Popular de Pakistán resultó ilesa, las explosiones afectaron a cientos de personas que se hallaban congregadas a lo largo de la ruta para darle la bienvenida.

Bhutto convocó este viernes una rueda de prensa en su residencia, en la que dijo saber "que iba a haber un atentado", y avisó que hay "otros ataques planeados" contra ella.

Tras pedir al Gobierno más medidas para su protección, la ex primera ministra desveló que había escrito una carta al presidente, general Pervez Musharraf, en la que cita a "tres personas" -que no nombró- a las que habría que investigar si a ella le sucediera algo.

"Veo el atentado no como un ataque contra un individuo, no como un ataque contra mí, sino contra lo que represento. Fue un ataque a la democracia, a la unidad e integridad de Pakistán", dijo Bhutto.

El ministro paquistaní del Interior, Aftab Ahmed Jan Sherpao, había asegurado antes que la primera explosión pudo ser causada por una granada, mientras que la segunda fue obra de un suicida.