Sábado, 20 de Octubre de 2007

Caetano Veloso presenta su lado más rockero en Madrid con el concierto "Cê"

EFE ·20/10/2007 - 05:05h

EFE - El músico brasileño Caetano Veloso durante el concierto que ha ofrecido esta noche en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid. EFE

El cantautor brasileño Caetano Veloso enseñó su lado más rockero al público que acudió al concierto "Cê" en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid, en el que durante dos horas interpretó temas del disco homónimo, recuperó éxitos y bailó samba y el desenfrenado "frevo" a pesar de sus 65 años.

Lejos de jubilarse y acompañado por una banda formada por los jóvenes Pedro Sá, Marcelo Callado y Ricardo Gomes, Caetano destiló en su primer concierto de la gira española, -el domingo estará en San Sebastián y el martes en A Coruña- un tono más "eléctrico", sacado de las nuevas generaciones de músicos inventivos de Brasil, y al que el cantante añadió su toque personal.

Caetano subió al escenario con un vestuario informal, chaqueta, vaqueros y zapatillas rojas, pero ha llevado a las letras la elegancia de siempre, con ironía y acidez, y un destaque especial para el contenido autobiográfico y fuerte connotación sexual que sobresalen en el directo.

Y es que Caetano produjo "Cê" (en portugués informal, "tú") cuando se separaba de su mujer, la empresaria Paula Lavigne, lo que explicaría los versos de "Outro", con la que abrió el concierto (No me vas a reconocer cuando pase por tí/ con la cara alegre y cruel), "Não me arrependo" (No debías maldecirme así/ Te vi crecer/ te hice crecer/te vi hacerme crecer también) o la vigorosa "Odeio" (Te odio), entonada dos veces.

El momento más intimista vino enseguida, cuando tras bromear con el hecho de que en Brasil también es famoso "por hablar mucho y tener opinión sobre todo", Caetano se concentró sólo con su guitarra y dedicó una de las tres canciones siguientes, "Cucurucucu Paloma", al cineasta Pedro Almodóvar, que asistía a la presentación.

Pero fue la acidez de "Cê"- disco publicado en septiembre del año pasado y producido por el hijo de Caetano, Moreno Veloso, con 12 canciones inéditas escritas por el músico y cantadas en portugués, una respuesta al trabajo anterior en "Foreign Sound" (2004), centrado en canciones en inglés- que marcó el ritmo de la noche, tanto que hasta los antiguos éxitos ganaron versiones más ardientes.

Fue el caso de "You don't know me" y "Nine Out of Ten", del elogiado disco "Transa" (1972), o "Sampa" y "Desde que o samba é samba", que Caetano cantó acompañado del público.

En el final, una sorpresa: con fans sentados por las escaleras al frente del escenario, Caetano extendió el bis y entonó "Leãozinho", tema que no estaba previsto.

Fue uno de los momentos en que el "rockero" remitió a sus orígenes musicales y hizo recordar al cantante nacido en Bahia que, a finales de los 60, fundó el Tropicalismo con el amigo Gilberto Gil, la hermana Maria Bethania, el grupo Os Mutantes y otros intelectuales, un movimiento que revolucionó la música brasileña.