Viernes, 19 de Octubre de 2007

La Audiencia Nacional admite una querella contra Alcaraz por injurias al Gobierno

PÚBLICO.ES ·19/10/2007 - 22:55h

El presidente de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), Francisco José Alcaraz, tendrá que declarar en la Audiencia Nacional como imputado por un delito de calumnias e injurias graves contra el Gobierno por diez de las declaraciones que realizó contra el Ejecutivo durante el alto el fuego que declaró ETA. En una de ellas decía: "La ruptura del diálogo tras el atentado de la T4 es un paréntesis que tanto ETA como el Gobierno han ideado para retomar el proceso".

El juez central de Instrucción número 2, Ismael Moreno, archivó el 3 de julio la querella presentada contra Alcaraz por la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE), al entender que la Audiencia Nacional no era competente para investigarle, porque con sus afirmaciones no se refería al Gobierno, sino al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero.

También al Gobierno

Sin embargo, la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia ha revocado el archivo y afirma que "las manifestaciones o declaraciones atribuidas al querellado no sólo verbalizan al presidente del Gobierno", sino también al Ejecutivo, como se comprueba en los recortes de prensa aportados. En opinión del tribunal, el juez Moreno no se pronunció al respecto y se limitó a negar la competencia de la Audiencia para investigar las expresiones referidas al presidente, como le había informado el fiscal, que también entendía que la querella no debía ser admitida a trámite.

Carácter exclusivo

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 señalaba en su auto de archivo, tras citar una sentencia de 1993 del Tribunal Supremo, que el presidente del Gobierno era "el verdadero destinatario de las expresiones contenidas" en la querella, por lo que "en modo alguno pueden considerarse dirigidas contra el Gobierno de la nación, como órgano del Estado, al que se pretenda desprestigiar".

La decisión de la Sección Cuarta, formada por su presidente, Fernando Bermúdez de la Fuente, y los magistrados Teresa Palacios y Flor Sánchez, supone que el juez Ismael Moreno tendrá que investigar si el presidente de la AVT cometió un delito de calumnias e injurias graves contra el Gobierno, para lo que tendrá que citarle a declarar para que indique en qué datos basaba sus manifestaciones que atribuían al Ejecutivo estar en connivencia con ETA.

Alcaraz ha recibido mal su imputación y ha manifestado a Europa Press que "es un gesto de gran cobardía que en este país se querellen" contra él "por pensar lo que piensan millones de españoles, y no son capaces de ir en contra de alcaldes que promueven monumentos a terroristas". Agregó que las afirmaciones por las que ha sido imputado "están recogidas en el diario ‘Gara', el portavoz de los terroristas, y, en cambio, no se han atrevido a ir a por él". Además, calificó a los querellantes de "lacayos y servidores del Gobierno".