Viernes, 19 de Octubre de 2007

Látex con dones

Los preservativos granulados y superfinos ganan la batalla a los de sabores

ISABEL REPISO ·19/10/2007 - 20:50h

Dime cómo te gusta y te diré quien eres. Es la frase que revolotea en las condonerías porque las preferencias dependen en buena medida del sexo, por muy políticamente incorrecto que parezca. Para pruebas, testimonios: “Los chicos se decantan por preservativos ultrafinos, mientras que ellas van a por los granulados y estriados”, comenta Edgar Cortés, de la tienda barcelonesa Condoland.

Estos gustos se explican facilmente. Y es que los tópicos funcionan. “El chico siente más si lo hace sin preservativo porque con él, el placer es un poco más recatado, pero a las chicas los granulados les estimulan mucho más que los lisos, porque rozan toda la pared vaginal”.   

Los principales fabricantes de condones lo saben y han sacado modelos que mejoran ambas corrientes. Para las fans de los estriados, Durex ha lanzado Pleasuremax, que distribuye sus ondulaciones desde la base hasta el inicio del glande, para que ellos no pierdan sensibilidad.

Su equivalente en Control se llama Touch & Feel y el de Condomi, Stimulation. En el polo opuesto, se encuentra el ránking de Condom Depot 2007, que evoca un podium masculinizado, ya que la medalla de oro, plata y bronce recae en modelos lisos y muy finos: Crown Skinless (Skin Condoms), Extra Sensitive (Durex) y Beyond Seven.

A priori se diría que el tacto ha ganado la batalla al gusto. “Los condones de sabores ahora están más parados que hace unos años. Siguen comprándose, pero más como regalo o para hacer bromas”, subraya Cortés. Una tesis de la que difiere Julian García, de la condonería madrileña Sr. Goma: “Los de sabores son, junto a los de texturas, los que más vendemos”.     

Efecto muelle

Sin embargo, la pasión de ellas por las estrías no es incondicional. “No hay término medio: o lo adoran o lo detestan”, apunta García. En el reino de las texturas, la novedad viene de la mano de Control, que se ha inspirado en el fabricante estadounidense Inspiral para crear un modelo cuya terminación recuerda a la cúpula del Taj Mahal o a un helado del McDonald's.

“Está pensado para los dos porque la forma ancha que cubre el glande queda suelta y en la penetración hace un efecto muelle”, explica García. Este modelo se llama Espiral y también lo puedes encontrar en la marca Twister Condoms, modelo Trojan Magnum.  

El uso de lubricantes no está reñido con los condones, siempre que no se emule a Marlon Brando y Maria Schneider. Puede utilizarse cualquiera que no sea graso. Es decir, que el aceite, la mantequilla, la crema corporal y la vaselina es preferible no usarlos porque “el condón se cuartea”, recuerdan desde Sr. Goma. Por ello, los lubricantes con base acuosa o de silicona son los únicos recomendados.   

Para contentar a ambos sexos, también existen los packs variados, en los que se incluyen varias unidades de diferentes modelos. Es el caso de Mix (Durex) o Xperience, de la marca Manix. Sorpresas garantizadas.