Viernes, 19 de Octubre de 2007

El AVE acecha al usuario del tren

Fomento dirá el lunes si restringe las Cercanías en Barcelona por la aparición de socavones.

GLÒRIA AYUSO ·19/10/2007 - 20:52h

A los usuarios de Cercanías de Barcelona aún les queda mucho que aguantar. Las obras del AVE amenazan con suprimir a partir del lunes buena parte de la circulación de trenes en el corredor ferroviario más transitado, el que une la estación de Sants y El Prat.

La excavación del túnel ha provocado la aparición de cinco socavones en los últimos diez días bajo las vías de Cercanías, que discurren en paralelo. Los técnicos admiten que no pueden garantizar que no se produzcan más. Frente a esta incertidumbre, el Ministerio de Fomento decidirá si inhabilita una de las dos vías del corredor.

Si los informes técnicos lo consideran necesario, la medida se aplicaría a partir del jueves y se mantendría hasta que se terminen las obras, a finales de noviembre.

Fomento duda por la dificultad que entraña redireccionar algunos trenes por otros circuitos t tener que montar un sistema alternativo de transporte efectivo a partir de autobuses. Esta solución afectaría a 140.000 usuarios de las líneas C-2 y C-10. En hora punta harían falta al menos 14 autobuses para acoger a los usuarios de un solo tren, que puede llegar a transportar a un máximo de 700 pasajeros. Tantos vehículos pueden colapsar la ciudad.

"Estamos analizando las consecuencias del corte", explicó ayer el responsable de Fomento en Cataluña en asuntos ferroviarios, Jordi Prat. El ministerio niega que haya problemas de seguridad en las obras.

El director de la línea de alta velocidad, Antonio Fernández, asegura que si reduce el paso de trenes a una sola vía es para evitar las molestias de tener que paralizar la circulación de forma improvisada cuando aparezca otro socavón sin tener un dispositivo alternativo de transporte adecuado.
No obstante, en los últimos días se han detectado tres puntos más de descalzamiento del suelo, en los que se ha inyectado cemento. Las auscultaciones del suelo se prolongarán hasta el mes de febrero.

A sólo dos meses de la entrada en servicio del AVE, aún faltan por perforar 60 metros de túnel en el término municipal de L'Hospitalet y 240 en Barcelona. El túnel se excava justo al lado de las vías de Cercanías, aunque bajo tierra. Primero se han colocado dos pantallas a 30 metros de profundidad que hacen las veces de paredes y que tienen como misión evitar el desplazamiento de terreno. Pero no es suficiente.

La tierra se diluye con el agua del freático y se filtra a través de las pantallas, de forma que el suelo se vacía de forma progresiva. Por ello la empresa que ejecuta las obras, OHL, está colocando entre las vías y las pantallas láminas de acero, para que funcionen como elemento de impermeabilidad. Preocupados por la situación, vecinos de L'Hospitalet reclamaron ayer a Adif que elabore un estudio para garantizar la seguridad de las viviendas mñas cercanas.