Archivo de Público
Viernes, 19 de Octubre de 2007

El número de nuevos enfermos de SIDA se redujo en 2006 un 10 por ciento

EFE ·19/10/2007 - 20:41h

EFE - Cartel de la campaña de prevención "Condonéate" que ha elaborado el Consejo de la Juventud de España en colaboración con el Plan Nacional sobre el SIDA. Según se ha informado hoy, el número de nuevos enfermos de SIDa se redujo el pasado año un 10 por ciento. EFE

Sanidad cifra en 1.605 los nuevos casos de Sida diagnosticados en España en 2006, un 10 por ciento menos que en el año anterior, según el balance correspondiente a junio de 2007, difundido ante la celebración mañana del Día de la Prueba del VIH.

Desde el inicio de la epidemia en 1981 se han notificado 74.885 casos y, tras la extensión de los tratamientos antirretrovirales, a finales de 1996, la incidencia bajó un 76 por ciento.

En España se estima que al menos entre un 25 y un 30 por ciento de las personas con VIH no sabe que está infectada, lo que significa que en torno a 35.000 personas no se benefician de los tratamientos.

Hasta el 30 de junio de 2007, el Ministerio recibió la notificación de 1.410 casos diagnosticados en 2006, que suponen el 88 por ciento de los casos que se estima que habrá cuando se complete la notificación (1.605).

El 77,4 por ciento recayeron en hombres y la edad media del diagnóstico ha ascendido a 40 años, mientras que la proporción de pediátricos -menores de 13 años- se sitúa en el 0,4 por ciento.

El 43 por ciento de las personas que han desarrollado Sida en 2006 contrajeron la infección por compartir material de inyección para la administración parenteral de drogas, lo que afectó al 46 por ciento de los hombres y al 33 por ciento de las mujeres infectadas.

Las personas que contrajeron la patología por relaciones heterosexuales no protegidas ascienden al 32 por ciento de los casos y en números absolutos son más frecuentes en hombres que en mujeres.

La tercera vía de transmisión más frecuente han sido las relaciones homosexuales entre varones, que suponen el 16,9 por ciento de todos los casos y el 21,8 de los que afectan sólo a hombres.

Entre 2005 y 2006 los casos diagnosticados en usuarios o ex-usuarios de drogas por vía parenteral, el grupo más numeroso, descendieron un 15 por ciento.

Los hechos contraídos por relaciones heterosexuales no protegidas descendieron un 7,6 por ciento, permaneciendo estables los debidos a las homosexuales entre hombres. La incidencia de sida de transmisión madre-hijo se estima en cuatro casos en 2006.

Hasta 1997 el número de casos de sida en personas con un país de origen distinto de España se mantuvo en cifras bajas, iniciándose un ascenso a partir de esa fecha.

Aunque en 2006 esos casos representan un 21 por ciento de los diagnósticos de sida, el número absoluto se mantiene estable en los últimos tres años.

De los casos diagnosticados el pasado año en personas de otros países, el 39,5 por ciento proceden de África, el 37 de Latinoamérica y el 21 del continente europeo.

Las relaciones heterosexuales constituyen la principal categoría de transmisión entre los subsaharianos, al agrupar al 67,3 por ciento de los diagnosticados en 2006.

Entre los iberoamericanos, el mecanismo de transmisión más frecuente también fueron las relaciones heterosexuales (57,7%), seguidas por las relaciones homosexuales entre hombres, que concentraron el 33,3 por ciento de los casos diagnosticados.

Por otra parte, la proporción de casos de Sida en personas que no conocían su infección por el VIH supone el 39,9 por ciento en 2006. Esta proporción asciende a 54,8 por ciento entre los hombres que se infectaron a través de relaciones homosexuales, y a 60,3 por ciento entre aquellas personas que se infectaron por vía heterosexual.