Viernes, 19 de Octubre de 2007

Tres menores matan a un indigente en Lucena

Ha sucedido en Lucena, en la provincia de Córdoba. La investigación apunta a que los jóvenes quemaron al hombre con disolvente.

PÚBLICO.ES ·19/10/2007 - 18:53h

La próspera ciudad cordobesa de Lucena no sale de su estupor. Tardará tiempo en superar el mazazo que ha supuesto la terrible muerte de un hombre a consecuencia de un incendio provocado por tres menores, de entre 15 y 16 años, para los que el Juzgado de Menores de Córdoba decretaba ayer el internamiento en un Centro de Reforma.

Los datos que han trascendido sobre las circunstancias del crimen son escalofriantes: al parecer, Antonio Romero Curiel, soltero de 49 años que vivía solo y en penosas condiciones, fue quemado con disolvente. Aunque vivía como un indigente, la víctima tenía familia directa en Lucena, pero se negaba a vivir con ella. La investigación apunta a que los jóvenes podrían haber protagonizado anteriores agresiones a esta misma persona, informa Efe. Así lo ha afirmaba ayer en una conferencia de prensa el subdelegado del Gobierno en Córdoba, Jesús María Ruiz, quien resaltaba la probable existencia de varios "episodios con cierto grado de violencia", aunque no quiso precisar más detalles al respecto.

Supuesta grabación

Ruiz reiteró que "es muy probable" la existencia de esos anteriores "contactos" entre los jóvenes y el fallecido, y señaló que también se investiga la posibilidad de que el suceso obedezca a la relación entre "comportamientos agresivos y nuevas tecnologías". El subdelegado se refería así la posibilidad de que los jóvenes hubiesen intentado grabar el suceso con teléfono móvil para colgarlo posteriormente en Internet. Respecto a esta hipótesis, matizó: "No me gustaría incidir en ella por el efecto propaganda que tienen estos actos".

Asimismo, informó de que algunos de los detenidos tenían antecedentes por actos vandálicos, si bien todos ellos pertenecen a "familias normales". Ruiz hizo un llamamiento para que "entre todos hagamos un esfuerzo para que los jóvenes tengan conocimiento y sepan valorar la importancia de los comportamientos tolerantes y no agresivos".