Sábado, 20 de Octubre de 2007

Demasiadas horas frente a la pantalla pasan factura

El 75% de quienes trabajan con ordenadores sufren algún síntoma del síndrome visual informático

ANTONIO GONZÁLEZ ·20/10/2007 - 00:00h

Si el lector tiene frecuentes dolores de cabeza, nota irritación, sequedad ocular y cansancio visual, y además trabaja con un ordenador, es muy probable que sufra lo que los expertos llaman el síndrome visual informático, o síndrome de visión de ordenador. El 75% de las personas que trabajan con ordenadores refiere alguno de estos síntomas.

En la actualidad uno de cada cinco adultos que se acercan a una óptica lo hace llevado por este trastorno. Los expertos advierten de que el síndrome seguirá haciendo estragos si no se siguen sus recomendaciones. En cuanto a los jóvenes, el Colegio de Ópticos de Galicia calcula que uno de cada cinco universitarios sufre ya el síndrome en España. En niños, la frecuencia es menor, aunque el tiempo que pasan navegando en Internet o jugando con videoconsolas hace que muchos sufran alguno de los síntomas.

Lentes correctoras

Para el especialista Ignacio Ferreira, del Colegio Nacional de Ópticos, el primer requisito para quien no tenga una visión perfecta es usar lentes correctoras bien ajustadas. Ferreira destaca la importancia de contar con una buena iluminación, para que el ojo haga un esfuerzo mínimo, y aconseja que haya otros focos.

En cuanto al tipo de luz, advierte que la iluminación procedente de fluorescentes es la menos aconsejable. Otro factor a tener en cuenta es que el ambiente en las oficinas suele ser seco, lo que unido a que se parpadea menos frente a la pantalla, provoca una reducción en la hidratación de la córnea e irritación ocular. Por ello, es aconsejable tomar ciertas medidas para incrementar la humedad del ambiente.

El también especialista Juan Carlos Pinto-Bonilla, de la Clínica Baviera de Pamplona, añade que ajustar los parámetros de la pantalla también puede ayudar a remediar el problema. Recomienda reducir el nivel de brillo y subir el contraste. También es mejor utilizar los nuevos monitores de plasma, ya que conllevan menor fatiga visual, según Andrés Picó, del Centro de Oftalmología Barraquer de Barcelona. Para Alberto Barroso, del Colegio de Ópticos de Madrid, el problema no es tanto el ordenador como la observación continuada y a la misma distancia de un objeto fijo.

En este sentido, mirar la pantalla durante ocho horas no es mucho peor que estar el mismo tiempo contemplando un cuadro u otro objeto fijo.

Medidas para sortear el síndrome

1. Ajustar los parámetros de la pantalla

Los expertos recomiendan modificar brillo y contraste de forma que la combinación sea cómoda para la vista.

2. Garantizar una humedad suficiente en el ambiente

En muchos edificios de oficinas con climatización el ambiente es excesivamente seco, lo que perjudica a los ojos.

3. Colocar la pantalla baja y a unos 50 centímetros de distancia

El monitor debe estar siempre por debajo de la línea de los ojos y no debe poder tocarse al extender el brazo.

4. Usar un buen monitor, mejor de plasma

Los últimos modelos resultan menos dañinos para la salud visual.

5. Utilizar filtros

De este modo se minimiza el impacto de la visión continuada de la pantalla

6. Descansar cada 10 minutos de exposición prolongada

Es aconsejable mirar objetos distantes durante varios minutos para que los ojos se relajen.

7. Mantener el monitor limpio

Cuanto más limpia esté la pantalla, menor esfuerzo visual será necesario para ver la información.

8. Evitar reflejos procedentes de la ventana

Para ello, el puesto de trabajo debe estar dispuesto de forma perpendicular a la ventana.

9. Mantener suficiente nivel de iluminación ambiental

Es aconsejable tener luz cenital, pero complementada con otros focos.

10. Evitar el humo del tabaco

Es un factor que contribuye a la irritación ocular, sin olvidar los innumerables perjuicios derivados del tabaquismo pasivo.