Viernes, 19 de Octubre de 2007

El fiscal mantiene penas de 469 años de cárcel para nueve acusados por el crimen de Berga

La fiscal estima que actuaron movidos por el ánimo de matar de forma "gratuita y brutal" y con un "total desprecio hacia la vida".

EFE ·19/10/2007 - 17:56h

EFE - Cuatro de los acusados del crimen de Josep María Isanta, ocurrido en las fiestas de la Patum de Berga del año 2005, durante el juicio. EFE

La fiscal ha mantenido hoy su petición de 469 años y medio de cárcel para los nueve acusados por el homicidio de Josep Maria Isanta en la Patum de Berga de 2005, al estimar que actuaron como un grupo movidos por el ánimo de matar de forma "gratuita y brutal" y con un "total desprecio hacia la vida".

Tras dos semanas de juicio en la Audiencia de Barcelona, la fiscal ha presentado hoy sus conclusiones definitivas del caso, en las que mantiene sus peticiones iniciales para los nueve acusados, que se enfrentan a penas que van entre los 48 años y medio y los 53 años y medio de cárcel.

La fiscal ha precisado que solicita "penas tan altas" para los nueve acusados ante la "gravedad" del crimen, ya que sostiene que los encausados asesinaron a Isanta de forma "gratuita y brutal" y actuaron con un "total desprecio hacia la vida".

Además, ha remarcado que los nueve acusados actuaron como un grupo, ya que mientras unos acuchillaban al menos en tres ocasiones a Isanta, los otros les protegían para que nadie pudiera acudir a ayudar a la víctima, por lo que todos ellos tenían el "ánimo de matar" y ninguno trató de evitar la agresión ni auxilió al fallecido.

El juicio por la muerte de Isanta, que se inició el pasado 2 de octubre, finalizará el próximo lunes, cuando las acusaciones particulares y las defensas expondrán sus informes definitivos, antes de quedar visto para sentencia.

En concreto, la fiscal pide 53 años y medio para Pablo E.M., acusado de un delito de homicidio, tres de homicidio en grado de tentativa, uno de desórdenes públicos, uno de lesiones y otro de amenazas.

Por los mismos delitos, la fiscal solicita 52 años y medio de cárcel para otros siete encausados: Raúl B.B., Antonio S.F., Juan P.P. Ridouan H., Azeddine M., Eudy L.M.A., y Augusto Felipe M.

Finalmente, para Santiago S.P. la acusación pública solicita 48 años y medio de cárcel ya que en su caso no le imputa el delito de lesiones.

Fiestas de la Patum de Berga

Los hechos ocurrieron el 27 de mayo de 2005, en plenas fiestas de la Patum de Berga, cuando un grupo integrado por entre 15 y 20 personas, entre ellos los nueve procesados, según la acusación, se desplazó a la zona donde se celebraba un concierto y empezaron a agredir a unos jóvenes que disfrutaban de la actuación, provocando heridas de diversa consideración a once personas.

Posteriormente, arremetieron contra Jordi Isanta, por lo que su hermano Josep Maria acudió en su defensa.

Jordi Isanta logró huir, pero Josep Maria fue rodeado por el grupo agresor, que le propinó golpes, puñetazos y patadas, así como tres puñaladas que acabaron con su vida.

Según la fiscal, estos hechos no fueron una "pelea", como sostienen las defensas, sino una "agresión", debido a la "indefensión" de Josep Maria Isanta.

"La agresión fue tan brutal que Isanta no presentaba ningún signo de defensa, más allá de heridas en un brazo provocadas cuando intentaba parar los navajazos", ha precisado la fiscal.

Según la acusación pública, los nueve acusados actuaron como un grupo compacto "con reparto de roles", ya que "mientras unos agredían a la víctima, los otros rodeaban la escena para que nadie pudiera acudir en su auxilio, con lo que propiciaron una situación de abuso de superioridad y de indefensión de la víctima".

Antes de que la fiscal expusiera sus conclusiones definitivas, varios peritos han testificado que cinco de los acusados tenían manchas de sangre tanto de Isanta como de otros jóvenes a los que supuestamente también agredieron con arma blanca.