Archivo de Público
Jueves, 15 de Mayo de 2008

Belgrado se prepara para el festival de la canción más popular de Europa

EFE ·15/05/2008 - 17:41h

EFE - El personaje "Rodolfo Chikilicuatre", representante de España en el próximo concurso de Eurovisión.

Poco más de una semana antes de la final de Eurovisión, el próximo sábado día 24, Belgrado se prepara para el festival de la canción más popular de Europa, que este año tendrá un número récord de 43 participantes que representarán a otros tantos países.

La fiebre pre y postelectoral en Serbia, que aquí siempre se vive entre incertidumbre y tensiones, no ha afectado a las expectativas optimistas de los organizadores de ofrecer un evento que contribuya a dar una buena imagen del país.

"Cuando 2.500 periodistas de los medios mundiales informan a diario desde Belgrado sobre una exhibición que vincula a Serbia con la música, con acontecimientos hermosos, uno se da cuenta de que se logra mejorar la mala imagen que alguna gente se había hecho de este país", declaró a Efe el portavoz del festival, Aleksandar Rados.

Las autoridades locales esperan poder "demostrar que Belgrado es un lugar donde vale la pena llegar e invertir", dijo recientemente en los medios Zoran Alimpic, alcalde interino de la capital.

En el centro de la ciudad se ha instalado iluminación adicional y los servicios municipales están dando los últimos toques en los parques y en los entornos de los lugares que se considera atraerán más a los visitantes.

Belgrado espera la llegada de más de 15.000 extranjeros para asistir a la 53 edición del Festival de Eurovisión, que culminará el próximo día 24, aunque muchos "fans" y turistas han acudido ya a esta capital, donde han empezado los ensayos de los participantes de algunos países.

Los ensayos del representante español, Roberto Chikilicuatre, quien se presentará con "Baila el chiki chiki", están anunciados para el próximo fin de semana en la Arena de Belgrado, un gran complejo de salas de deportes y de grandes acontecimientos musicales, que en pocos años desde que fue edificado se ha convertido en un nuevo emblema de la ciudad.

El lema del festival este año será "confluencia de sonidos", una idea que simboliza a Belgrado, donde se juntan dos ríos importantes, el Sava y el Danubio.

Pero significa a la vez el encuentro de una amplia y variada selección de música, de personas llegadas de todas partes de Europa a la capital serbia y de millones de telespectadores que seguirán el certamen.

La Arena de Belgrado, donde se celebrará la final y también las dos semifinales, acogerá en cada uno de esos eventos entre 18.000 y 20.000 espectadores, declaró Rados.

"En cuanto a la noche de la final, que se transmitirá no sólo en los países de Europa sino también en Canadá, India y Australia, esperamos el número récord de 300 millones de telespectadores", indicó.

Rados explicó que, por primera vez, este año habrá dos semifinales -los días 20 y 22-, que seleccionarán veinte de un total de los veinticinco finalistas que se disputarán el título de ganador del festival.

España, Alemania, Francia y el Reino Unido, como los países que más aportan al presupuesto del festival europeo, están exentos de las semifinales, junto con Serbia, como anfitriona del evento y la ganadora del año pasado.

También, por primera vez, Eurovisión contará con la participación de San Marino y de Azerbaiyán.

Belgrado obtuvo la organización del festival tras la victoria el año pasado en Helsinki de Marija Serifovic con su canción "Molitva" (Oración).