Viernes, 19 de Octubre de 2007

El presidente de la Kutxa dice que el retraso de la fusión de las cajas vascas es una oportunidad perdida abordar proyectos

EFE ·19/10/2007 - 15:51h

EFE - El presidente de la Kutxa, Carlos Etxepare, durante la rueda de prensa de la Ansamblea General de la Kutxa ofrecida hoy en San Sebastián. EFE

El presidente de la caja de ahorros guipuzcoana Kutxa, Carlos Etxepare, ha opinado hoy que el retraso que sufre el proyecto de fusión de las cajas vascas supone una "oportunidad perdida para abordar proyectos de crecimiento con la intensidad necesaria".

Etxepare hizo esta declaración durante una rueda de prensa que ofreció hoy en San Sebastián con motivo de la Asamblea General Ordinaria que esta caja celebrará esta tarde para aprobar sus principales líneas de actuación en 2008.

Durante su intervención ante la prensa, el presidente de la Kutxa explicó que la asamblea no tratará esta tarde sobre "el retraso en la consecución del consenso necesario" para la fusión de las cajas vascas, porque "de momento no se dan la condiciones para que este proceso pueda ser operativo".

Sin embargo, se reafirmó en la necesidad de que "se lleve a cabo una modificación en el marco normativo que haga posible una integración -de las cajas- en la que no se discrimine a ninguna entidad ni territorio".

Etxepare insistió en que retrasar este proyecto tiene como consecuencia una serie de "oportunidades perdidas" en un momento que "es de gran interés" para el negocio bancario y que "sin duda" repercutirá "a medio plazo" en la "posición competitiva" de la Kutxa y en su "capacidad de devolver los mayores resultados a la sociedad".

Etxepare aclaró que esperar a la fusión supone perder la oportunidad de abordar "determinados proyectos que, hoy por hoy, no se pueden desarrollar de forma autónoma" o que no se pueden llevar a cabo "con la fuerza requerida y la intensidad que aconseja el momento".

"Todos aspiramos a tener entidades y empresas cada vez más competitivas, innovadoras y modernas y con gran estabilidad en cada mercado. Y si esto es ya una realidad para cada una de nuestras entidades centenarias, no cabe ninguna duda de que una unión de intereses nos llevaría a horizontes que hoy ni siquiera nos podemos plantear", recalcó el responsable de Kutxa.

Citó como ejemplos de esto las limitaciones que encuentra Kutxa en campos como la expansión internacional del negocio financiero y en otros ámbitos como las pymes; la banca corporativa y de inversión; las inversiones en tecnología; la propia política de inversiones de la entidad, y la eficiencia en costes de transformación y de administración de recursos.