Viernes, 19 de Octubre de 2007

Kaczynski ganará si es evaluado por sus logros económicos, según el ministro de Economía

EFE ·19/10/2007 - 15:07h

EFE - El líder del partido liberal Plataforma Ciudadana, Donald Tusk (i), y el ex presidente y líder de Izquierda y Democracia, Aleksander Kwasniewski (d), hablan antes del debate pre-electoral en Varsovia, Polonia, el pasado lunes. EFE

El ministro polaco de Economía, Piotr Wozniak, afirmó hoy en entrevista con Efe que si el gobierno Kaczynski es evaluado por sus logros económicos, el partido Ley y Justicia (PiS) debería ganar este domingo las elecciones generales.

"Los resultados económicos obtenidos en dos años de legislatura son irrefutables. Y no es que lo diga yo como parte interesada. Lo dicen los indicadores macroeconómicos, lo dice la Comisión Europea, que revisó en tres ocasiones sus pronósticos de crecimiento sobre Polonia, y lo dice la oposición", afirmó.

Wozniak, que accedió al ejecutivo de Jaroslaw Kaczynski como independiente, opinó sin embargo que el PiS no ha explotado durante estas seis semanas de campaña electoral su "gran activo económico".

"El PiS apenas ha destacado los logros del gobierno en materia económica y eso impidió un debate que hubiera puesto en evidencia la falta de programa económico de la oposición", argumentó el ministro.

Las últimas encuestas auguran la derrota del partido de Kaczynski en las urnas, con un 31 por ciento del escrutinio frente al 41 por ciento que obtendría la Plataforma Liberal (PO) de Donald Tusk, según publica hoy el diario Gazeta Wyborcza.

"Polonia necesita mantener a este gobierno una segunda legislatura y confío que los polacos, al margen de los sondeos elegirán hechos y no promesas", agregó Wozniak en un encuentro con Efe celebrado en el centro neurálgico de la maquinaria electoral del PiS en Varsovia.

Dicho de otro modo "espero que los polacos voten con la cabeza y con la mano en el bolsillo, pues son los primeros beneficiarios de nuestros avances económicos", dijo el ministro y recordó que "los salarios aumentaron en los dos últimos años un 6 por ciento".

Precisó que ese incremento fue resultado de un crecimiento de la economía superior al 6,2 por ciento en 2006, al que se sumará un 7,1 por ciento este año, de un incremento del 20 por ciento de las exportaciones y de una lucha eficaz contra el desempleo.

"Cuando este gobierno asumió el poder, la tasa de desempleo era del 17,6 por ciento. En poco más de un año, el paro descendió un 6 por ciento para situarse en el 11,7 por ciento actual", subrayó Wozniak para recordar luego que todos estos logros han ido creando un clima de confianza propicio a la inversión extranjera.

Según sus datos, el capítulo de inversiones extranjeras directas creció desde 2005 de forma sostenida hasta alcanzar el pasado año la suma de 20.000 millones de dólares (unos 15.000 millones de euros).

"Eso quiere decir que en Polonia se invierten 1.200 millones de euros al mes", subrayó el ministro, para quien lo más importante sin embargo es que el 40 por ciento de lo generado por esas inversiones se reinvierte en el país.

"Polonia atrae inversiones, tiene credibilidad. Y eso sólo se logra llevando a cabo una política económica correcta", precisó.

En el cuartel general de PO, la ebullición de la economía polaca tiene otra lectura, pues "no se debe a la gestión del gobierno sino al ingreso de Polonia en la Unión Europea", según declaró a Efe el diputado liberal y subdirector de la campaña electoral de esa formación, asociada al Partido Popular Europeo, Pawel Olszewski,

"Es cierto que la economía polaca atraviesa un buen momento, pero gracias a las ayudas y fondos comunitarios. El gobierno no hizo nada", reiteró Olszewski, miembro de la comisión parlamentaria de Economía e Interior.

Afirmó que los únicos logros del Ejecutivo Kaczynski son "contar con un aparato de propaganda eficaz" y "disponer de una facilidad extraordinaria para la crispación interna y el enfrentamiento con los países vecinos, especialmente Alemania, y con Rusia".

"Todo el mundo sabe el tipo de política exterior de este gobierno y de su incapacidad para el consenso", afirmó Olszewski y añadió que "esa forma de actuar refleja los complejos de los hermanos", del primer ministro, y de su gemelo y presidente, Lech Kaczynski.

"Afortunadamente Polonia celebra elecciones generales y eso nos ofrece a todos los polacos la posibilidad de acabar dos años antes con la pesadilla Kaczynski", declaró Olszewiski.

Adelantó que si el PO gana los comicios, las primeras tareas del gobierno Tusk serán reconducir la política exterior y emprender las reformas necesarias para que Polonia viva "un milagro económico"

"He participado en innumerables sesiones parlamentarias y de la comisión de Economía y puedo asegurar que este gobierno no ha hecho nada, que todas sus promesas se han quedado en palabrería", dijo.

Wozniak reconoció que queda mucho camino por recorrer y reformas pendientes, incluida la fiscal, aunque es "lo más urgente idear un plan económico global que integre sectores productivos esenciales".

"Hemos abordado reformas por sectores pero no nos hemos trazado un solo horizonte", concluyó.