Archivo de Público
Miércoles, 14 de Mayo de 2008

El Gobierno de Rajastán alerta al Ejército de posibles disturbios tras un atentado con 63 muertos

EFE ·14/05/2008 - 07:27h

EFE - Lugar donde se produjo una de las explosiones que han costado la vida a al menos 63 personas en Jaipur (India).

El Gobierno de Rajastán (oeste de la India) ha pedido al Gobierno central y al Ejército el envío de agentes de policía y soldados para evitar disturbios religiosos tras los atentados que causaron 63 muertos en Jaipur, informó a Efe una fuente oficial.

"Los disturbios pueden ocurrir. Hasta ahora todos los sectores de la sociedad, hindúes y musulmanes, nos están ayudando, pero tenemos un deber de precaución porque el atentado buscaba alentar las pasiones comunales", dijo a Efe por teléfono el ministro de Interior de Rajastán, Hukmi Chand Kataria.

Kataria cuantificó en 63 los muertos en las ocho explosiones que golpearon ayer, en un lapso de doce minutos, la zona centro de la capital regional, Jaipur, conocido centro turístico donde conviven seguidores de ambas religiones.

Aunque la agencia india PTI aseguró que la Policía ha detenido a cuatro personas para ser interrogadas -entre ellas un taxista y un hombre que resultó herido-, Kataria aseguró que los arrestos no son definitivos.

Horas después del atentado, fuentes del ministerio del Interior atribuyeron el ataque al grupo islámico Harkut-ul-Jehadi Islami, con base en la vecina Bangladesh, y admitieron que ha sorprendido a las autoridades.

"Todavía no podemos decir quién está detrás del atentado, pero sí sabemos que fue un grupo bien entrenado y que usó RDX para las bombas, al igual que sucedió en otro atentado en Uttar Pradesh en noviembre del año pasado", dijo el ministro regional.

"Teníamos dos cartas rutinarias enviadas por el Gobierno central, advirtiendo de posibles peligros en áreas con multitudes, templos o centros de reunión, pero no era una amenaza específica".