Archivo de Público
Martes, 13 de Mayo de 2008

La CNE propone la mayor subida de la luz en 20 años

De aplicarse, sería la mayor desde, al menos, 1988

A. M. VÉLEZ ·13/05/2008 - 22:06h

La Comisión Nacional de la Energía (CNE) propuso ayer una subida media de la luz del 11,3% en julio. De aplicarse, sería la mayor desde, al menos, 1988. Se sumaría al 3,3% en vigor desde enero, por lo que la subida anual sería del 14,6%, más del triple que un IPC en máximos de diez años.

El aumento persigue que el llamado déficit de tarifa (desfase entre el coste de producir electricidad y lo que paga el usuario) no siga su escalada, con el petróleo en máximos y la aportación hidráulica (la tecnología más barata) en mínimos. Ya hay unos 12.000 millones de euros de déficit acumulado, que las eléctricas cobran en todo caso con cargo a la tarifa de años posteriores.

El ministro de Industria y responsable de la política energética, Miguel Sebastián, dijo ayer que la propuesta es "más razonable" que el aumento del 20% que, según dijo la semana pasada uno de sus colaboradores, barajaba la CNE. Industria empezará a estudiar la propuesta a comienzos de junio. El vicepresidente económico, Pedro Solbes, abogó ayer por "aproximar de manera progresiva los precios de la electricidad al coste real", dado que a partir del próximo año la tarifa debería liberalizarse por mandato de la UE. No obstante, Solbes recordó que habrá una tarifa para los usuarios con una situación económica "más complicada".

Según la CNE, si la subida fuese inferior a ese 11,3%, el problema del déficit sería "aún más grave". El regulador defiende que "el consumidor tenga, en el momento de consumir [electricidad], la señal de precio real del servicio". La propuesta de la CNE recibió un aluvión de críticas: de las asociaciones de consumidores, que la calificaron de "disparatada"; de los partidos políticos, como CiU, que ve "inverosímil" que Industria pueda aprobar esa subida sin definir su política energética, y el PP, que calificó la propuesta de "inaceptable". Paradójicamente, este partido creó el problema del déficit (que el PSOE hasta ahora no ha atajado), al congelar las tarifas por decreto para contener el IPC.

Por haber críticas, llegaron hasta de la Xunta gallega, de signo socialista. Pidió a Industria que se deje de "globos sonda" y defina su política energética, informa Efe. Sólo la patronal Unesa alabó la propuesta de subida.