Archivo de Público
Martes, 13 de Mayo de 2008

La ultraderecha se manifiesta contra un centro islámico en Madrid con la autorización de un tribunal

Un centenar de personas se concentran gracias a que el TSJM anuló la resolución dictada por la Subdelegación del Gobierno en la que prohibía al Frente Nacional concentrarse

PÚBLICO.ES / EFE ·13/05/2008 - 19:10h

Frente Nacional - Cartel de Frente Nacional.

Ataviados con banderas de España y del partido ultraderechista Frente Nacional (organizador de la protesta) unas cien personas se reunieron frente a la nueva sede de la Casa Árabe de Madrid para criticar su presencia "en pleno distrito de Salamanca", según los organizadores, el de mayor poder adquisitivo de la capital.

La autorización de esta protesta estuvo cargada de polémica. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) anuló la resolución dictada por la Subdelegación del Gobierno en la que prohibía al partido Frente Nacional celebrar una concentración hoy, martes, para protestar por la apertura de un centro islámico en las Escuelas Aguirre.

La sentencia destaca que la resolución de la Subdelegación, del pasado 5 de mayo, "infringe el artículo 21 de la Constitución", que garantiza el derecho de reunión y expresión.

Según el documento, "la Sala de lo contencioso administrativo sección novena no puede compartir la decisión administrativa de entender que la finalidad que se persigue con la concentración sea racista o xenófoba, al no apreciarse en la página web de Frente Nacional ninguna provocación en el resto de la comunidad de sentimientos hostiles ni contrarios a la dignidad y respeto al que tienen derecho todos los ciudadanos".

Además, el fallo precisa que las intenciones de la protesta convocada "no pueden calificarse como vejatorias para el grupo social integrado por la comunidad musulmana".

"Olé, olé, olé" 

"No podemos consentir que haya un centro islámico en el barrio", declaró el presidente de Frente Nacional, José Fernando Cantalapiedra, durante su discurso. Arropado por los cánticos "Olé, olé, olé, somos españoles" y "Menos turbantes y más hospitales", el portavoz reivindicó que no debe de haber "presencia del Islam en Europa".

"Menos turbantes y más hospitales"

Entre los asistentes, dos jóvenes levantaban la mano derecha recordando el saludo nazi y África, de 68 años, se deshacía en improperios hacia la comunidad musulmana: "Es una vergüenza. No nos dan nada y no paran de construir mezquitas. Yo me borré ayer del PP. Son unos blandos".

Frente Nacional acusa al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, "de gastar cuatro millones de euros de los españoles" en el proyecto. Un portavoz de la Casa Árabe criticó que la concentración parte de una "mentira", "porque no se trata de una institución musulmana, sino de una española con relaciones con países árabes".

Entre los principios del centro, está "promover a los actores de la democracia, a los defensores de los derechos humanos y a los partidarios de lamodernización de la comunidad árabe". 

Curiosas comparaciones 

La decisión del TSJM de autorizar la concentración se produjo pese a que el partido ultraderechista hace curiosas comparaciones en su web.

Frente Popular considera que "bastante triste es que gran parte del Parque del Retiro esté tomado por traficantes de droga para que, además, el alcalde, sin consultar a nadie, instale este centro que sólo puede afectar negativamente a los vecinos del barrio y a los comercios".

También creen que "esta medida, totalmente ajena y opuesta a los intereses de los vecinos, de los comercios y de la hostelería del barrio, sólo se justifica desde el notorio afán de agradar a los colectivos más conflictivos y en dar, al mismo tiempo, la espalda a la gente corriente que trabaja y paga impuestos".

Estos comentarios fueron, precisamente, los que llevaron a la Subdelegación del Gobierno a prohibir la concentración.

Según explicaron, se prohibió la concentración porque en la página web del partido, en la que se recogen los motivos por los que se convocaba la protesta, "se vierten contenidos xenófobos que denotan un desprecio hacia la comunidad musulmana".