Archivo de Público
Martes, 13 de Mayo de 2008

El Gobierno entrega un informe del Consejo de Estado sobre la reforma del Senado

EFE ·13/05/2008 - 07:24h

EFE - Vista general de la Cámara Alta, durante la intervención del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que asistió esta tarde al primer pleno que celebra el Senado para presentar su proyecto político para esta legislatura.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha reafirmado hoy su compromiso con el Senado y su voluntad de fortalecer el papel de esta institución, al tiempo que ha anunciado la entrega de un informe redactado por el Consejo de Estado sobre la reforma constitucional de la Cámara Alta.

Zapatero ha intervenido hoy en el primer pleno del Senado después de la constitución de esta cámara, para dar cuenta de los ejes de su Gobierno, en una comparecencia en la que ha estado acompañado de la práctica totalidad de su gabinete.

Se ha remontado a sus propias palabras, pronunciadas hace cuatro años, para insistir en que el Senado cumple funciones "insustituibles" y "está llamado a cumplir plenamente la vocación de cámara territorial a la que remite la propia Constitución".

Tras aclarar que aquellas palabras no fueron el producto de un impulso circunstancial, el jefe del Ejecutivo ha recordado que, por el contrario, fue la primera de otras decisiones que se sucedieron en la pasada legislatura, como el Debate del Estado de las Autonomías o las tres conferencias de presidentes.

Su balance de estos últimos cuatro años es "bastante satisfactorio" y demuestra, a su juicio, que su pretensión de otorgar al Senado un papel más relevante "está muy alejada del vaporoso mundo de la retórica bienintencionada" y se sitúa en el "terreno cierto de las propuestas realizables".

Para este fin, ha anunciado que el Gobierno ha puesto a disposición de la Mesa del Senado el informe que ha redactado el Consejo de Estado sobre la reforma constitucional de esta cámara.

"A mayor peso específico del Senado, mayor calidad y mejor funcionamiento de nuestro Estado constitucional", es la ecuación formulada por Zapatero para justificar sus argumentos.

Por eso, ha animado a buscar entre todos, consciente de la complejidad política y jurídica de este empeño, una fórmula que permita convertir el Senado "en una genuina cámara de representación territorial a la altura del modelo de Estado" fraguado en más de 30 años de democracia.

Y ha insistido en emplazar a los senadores a acometer esta tarea en un clima político "más sosegado y eventualmente más receptivo a una iniciativa como ésta", después de lamentar que en la legislatura pasada no fuera posible llegar a un acuerdo con el principal grupo de la oposición, en alusión al PP.

"Pero el objetivo sigue mereciendo la pena, pues contribuiría a la mejora de nuestro entramado institucional y, así, al fortalecimiento y mejora de nuestra democracia", ha enfatizado el presidente, quien ha ratificado el compromiso del Gobierno para colaborar y dialogar en todo lo necesario.

Además, ha subrayado la necesidad de que la Conferencia de Presidentes se dote de un reglamento de funcionamiento en su próxima convocatoria, a fin de dar un mayor impulso a la cooperación y coordinación entre el Estado y las comunidades autónomas.