Archivo de Público
Martes, 13 de Mayo de 2008

Riad reafirma el apoyo al Gobierno y pide a Siria un "papel positivo" en Líbano

EFE ·13/05/2008 - 09:43h

EFE - Soldados libaneses toman posiciones durante una nueva jornada de enfrentamientos en Trípoli, en el norte del Líbano ayer, lunes 12 de mayo.

El ministro saudí de Asuntos Exteriores, príncipe Saud al Faisal, reiteró hoy el apoyo de su país al Gobierno del primer ministro libanés, el suní Fuad Siniora, e instó a Siria a "intervenir de forma positiva" para solucionar la crisis libanesa.

El príncipe Saud confirmó, en una conferencia de prensa en Riad, que el reino wahabí ha llamado a consultas a su embajador en Beirut, Abdel Aziz Joya, quien "regresará pronto si mejora la situación de la seguridad", mientras aseguró que la Embajada "sigue abierta".

Asimismo, pidió "eliminar todas las manifestaciones armadas" en las calles libanesas, que el Ejército se encargue de la seguridad del país y que tanto la mayoría parlamentaria como la oposición acepten la iniciativa de la Liga Árabe para resolver la crisis.

Este plan estipula la elección del comandante en jefe del Ejército libanés, el general Michel Suleimán, como presidente del Líbano en sustitución de Emile Lahud, que abandonó el cargo el 24 de noviembre pasado tras expirar su mandato.

Asimismo, insta a la formación de un gobierno de unidad nacional y la celebración de elecciones generales y de un diálogo entre los diferentes grupos políticos libaneses.

"Todas las partes deben responder positivamente a la iniciativa de la Liga Árabe, que pide entablar un diálogo en lugar de lanzar los proyectiles e intentar callar la voz de la prensa libre", dijo el príncipe Al Faisal, en una crítica implícita de la oposición, liderada por la milicia libanesa chií pro iraní Hizbulá.

"Arabia Saudí pide que todos los países de la región dejen de intervenir en los asuntos internos del Líbano" lo que puede suscitar un conflicto sectario, agregó en aparente referencia a Irán y Siria, considerados el principal apoyo a Hizbulá.

El jefe de la diplomacia saudí defendió, al mismo tiempo, la decisión del Gobierno libanés de desmantelar la red de comunicaciones de Hizbulá, la chispa que provocó los choques de los últimos días en Beirut, en los que murieron más de medio centenar de personas.

"¿Merece una decisión así una respuesta tan violenta? .. deben contestar a esta pregunta aquellos que apoyan esa acción (de Hizbulá) .. No es razonable que cada grupo use el arma para solucionar sus problemas políticos", añadió el príncipe saudí tras calificar de "golpe lo que ha ocurrido en el Líbano".

El príncipe Saud instó sobre todo a Siria a "utilizar su influencia" sobre sus aliados en la oposición libanesa, y a "intervenir de forma positiva" para resolver la crisis en ese país, ya que "la continuidad de la actual situación empuja al país hacia el abismo".

"La intervención negativa fomenta el conflicto (sectario) y las acciones militares", recalcó.