Viernes, 19 de Octubre de 2007

China y la UE dialogan sobre Derechos Humanos en plena protesta por el Dalai Lama

EFE ·19/10/2007 - 10:56h

EFE - Imagen de archivo de la comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner (i), y el ministro de Asuntos Exteriores chino, Li Zhaoxing (d), durante la rueda de prensa ofrecida tras su primera reunión sobre la negociación hacia una Asociación Estratégica y de Cooperación en Pekín, China, el pasado 17 de enero. EFE

Representantes de la Unión Europea y China dialogaron en Pekín esta semana sobre derechos humanos e incluso sobre el conflicto por el Dalai Lama, pocas horas antes de que la medalla del Congreso de EEUU al líder religioso crispara a Pekín.

Según informaron hoy a Efe funcionarios de la delegación de la Comisión Europea en Pekín, la reunión tuvo lugar entre Jose Manuel Duarte de Jesus, del ministerio de Exteriores de Portugal (país que ocupa actualmente la presidencia del bloque europeo) y Wu Hailong, director del Departamento de Organizaciones Internacionales del Ministerio de Exteriores de China.

Durante la reunión, "se discutieron las nuevas medidas que refuerzan el control del Estado sobre los lamas reencarnados, de nuevo recomendamos que el diálogo entre los enviados del Dalai Lama y el Gobierno chino debe continuar y reiteramos que el Dalai es sólo un líder espiritual", explicaron estas fuentes.

El XXIV Diálogo China-UE sobre Derechos Humanos es una reunión semestral que se viene celebrando desde 1997, previsto mucho antes de que Pekín cancelara una reunión en diciembre sobre derechos humanos con la canciller alemana, Angela Merkel, después de que ésta se reuniera con el Dalai Lama.

Esta cancelación no fue materia de discusión en la reunión entre la UE y China, señalaron los funcionarios europeos.

El encuentro chino-europeo tuvo lugar el miércoles, pocas horas antes de que el Dalai Lama fuera condecorado con la Medalla del Congreso de EEUU por el presidente George W. Bush, un reconocimiento contra el que Pekín protestó enérgicamente el jueves por considerar al Dalai Lama un separatista que busca la independencia del Tíbet.

El Dalai Lama huyó a la India en 1959, tras la invasión china del Tíbet, y desde entonces el gobierno comunista considera un enemigo al líder religioso, aunque éste ha reiterado en numerosas ocasiones que sólo busca una mayor autonomía para la región y ambas partes están manteniendo un diálogo desde hace pocos años.

Durante el encuentro del miércoles, los funcionarios chinos señalaron "tendencias racistas" contra los chinos en países europeos, al referirse a los enfrentamientos en Milán en abril entre la policía y la comunidad china, y las protestas anunciadas contra comerciantes chinos en mayo en Barcelona.

Además, Wu informó a Duarte sobre los avances en China en materia de derechos humanos, informó la agencia Xinhua.

Los representantes europeos reiteraron su preocupación por infracciones de derechos fundamentales en China, como las detenciones arbitrarias, la reeducación en campos de trabajo ("lao gai") o la falta de libertad de expresión y de prensa.

Según un comunicado de la UE, además se habló también sobre tortura, los europeos reconocieron la reducción del número de ejecuciones en China y la mejora de las condiciones laborales.