Archivo de Público
Martes, 13 de Mayo de 2008

Jiménez Losantos: "Chikilicuatre trabaja en el departamento de prensa de Zarzuela"

El director de 'La Mañana' arremete contra la Casa Real por los elogios del rey a Zapatero 

PÚBLICO.ES ·13/05/2008 - 11:53h

Libertad Digital - Imagen del blog de Federico Jiménez Losantos.

"Es difícil peor servir a la institución monárquica de lo que lo están haciendo los chiquilicuatres de la Zarzuela. Porque Chikilicuatre, para mí, es del departamento de prensa de la Zarzuela". A Federico Jiménez Losantos no le ha parecido suficiente la nota de disculpa emitida por la Casa Real por los comentarios elogiosos que hizo el rey sobre la persona de José Luis Rodríguez Zapatero.

Para el director de La Mañana, las palabras del monarca fueron un respaldo explícito al presidente del Gobierno y no unos "comentarios informales" sin trascendencia, como alega equipo de  Roberto Aza, jefe de la Casa del Rey. Argumenta el locutor que "el rey no está, el rey es" y por tanto debe estar en su lugar las 24 horas del día.

Jiménez Losantos recomienda prudencia a don Juan Carlos y le recuerda que puede ofender a la mitad del electorado que es "antizapaterista clamoroso".

Votante de San Gil

Sin embargo, el grueso de su diatriba de las 8:00 ha girado en torno a la crisis del PP. Cree Losantos que María San Gil tiene razón al ofenderse por las modificaciones hechas en su texto para la ponencia política por José María Lasalle, "que no es nada, nadie". De él asegura que "no tiene ideas propias ni principios. Cero, pero cero zapatero".

"No conozco a nadie que vote al PP por Lasalle, pero conozco a muchos que lo votan por María San Gil. Yo entre ellos", ha afirmado.

"El volantazo es total y se hace en dirección sociata"

El locutor considera que algo en lo que coinciden todos los votantes del PP es en una idea de España: la que defiende María San Gil. En ese sentido cree que en la política de Rajoy "el volantazo es total y se hace en dirección sociata. 17 taifas".

También tuvo tiempo para lanzar sus estocadas verbales contra todos los que han criticado o no apoyado explícitamente a San Gil, como Rita Barberá, Alberto Nuñez Feijoo o Alberto Ruiz Gallardón.