Archivo de Público
Lunes, 12 de Mayo de 2008

Bancos y cajas sacan a la venta su deuda hipotecaria

Las entidades se desprenden por primera vez de estos créditos morosos para limpiar sus balances

DAVID ANGLÉS ·12/05/2008 - 22:59h

La descaleración inmobiliaria y el aumento de la morosidad en España, combinados con la crisis de crédito internacional, han llevado a muchos bancos y cajas a sacar a la venta parte de su cartera de préstamos hipotecarios impagados.

Los compradores son grandes empresas de recobro que, después de procesos de subasta, se hacen con el total de la cartera pagando sólo un porcentaje de su valor nominal. Es una práctica habitual con otros tipos de deuda, a la que ahora se suman los créditos hipotecarios, que por su volumen son la parte más grande de la tarta.

Hay varias negociaciones en marcha, que se enfrentan al escollo de la valoración de los préstamos. En la deuda no hipotecaria, por una cartera de 10 años de antigüedad se paga entre un 1% y un 5% del valor nominal. El problema está en valorar cuánto se debe pagar por una cartera hipotecaria. “Las entidades financieras piensan que la garantía hipotecaria elimina el riesgo, pero nosotros decimos que sí hay riesgo en estas operaciones”, explica Rafael Gonzalo, director general de la firma británica Link Finanzas, líder de recompra de deuda en Europa.

Los compradores aseguran que los precios de los inmuebles podrían bajar y argumentan que antes de cerrar la venta de los inmuebles pueden pasar entre dos y tres años.

Gonzalo confirma que se están moviendo muchas operaciones, aunque no hay ninguna de gran tamaño. Las entidades venden carteras antiguas y, cada vez más, sacan a la venta deuda más joven, de sólo un año de antigüedad.

La necesidad de obtener liquidez y limpiar sus balances hace que bancos y cajas cada vez tengan menos capacidad de imponer sus condiciones. En las grandes operaciones, algunos compradores se plantean incluso exigir que las entidades que venden sus carteras de impagados les den a la vez los créditos para financiar la operación.

Por ahora, sólo se han cerrado tres operaciones de venta de carteras hipotecarias, relativamente pequeñas. En una de ellas, Caixa Galicia se desprendió de un paquete de créditos concedidos para la compra de viviendas en la costa, según fuentes del sector.

El mercado español de recompra de grandes carteras de deuda se ha desarrollado en los últimos dos años y está controlado por unas pocas empresas entre las que destacan, además de Link Finanzas, la sueca Intrum Justitia y el grupo alemán GFKL, que  se hizo con el control de la española Multigestión Iberia. Por otro lado, la empresa catalana Gescobro, con casi 30 años de experiencia, se alió el año pasado con la firma británica Cabot Financial.