Viernes, 19 de Octubre de 2007

Detenido en Tailandia el pederasta más buscado del mundo

EFE ·19/10/2007 - 08:25h

El supuesto pedófilo canadiense Christopher Paul Neil de 32 años, escoltado por policías tailandeses. EFE

El supuesto pederasta canadiense Christopher Paul Neil, desenmascarado por expertos alemanes y un inusual llamamento de la Interpol en Internet, ha sido arrestado en Tailandia tras una semana de intensa búsqueda por todo el país. 

La policía tailandesa ha infromado de que encontró al varón de 32 años, acusado de violar a jóvenes en Vietnam y Camboya hace varios años, en la provincia de Nakhon Ratchasima, 250 km al noreste de Bangkok y una zona poco turística.

Neil ya vivió en Tailandia, donde enseñó idiomas en una escuela en Bangkok, pero su escondite fue revelado al seguir el móvil de su novio tailandés, dijo a Reuters el jefe de la policía turística Chuchart Suwannakom. "Fueron juntos a varias provincias, probablemente huyendo, y la última llamada se hizo desde Nakhon Ratchasima", ha explicado Chuchart. "Así que envié allí a mis hombres".

La policía emitió una orden de arresto para Neil el jueves, una semana después de que huyera de Corea del Sur, después de que dos adolescentes tailandeses le acusaran de pagarle por tener sexo oral cuando tenían nueve y 14 años, lo que es un delito bajo la ley tailandesa. Posteriormente fue presentado ante los medios en la sede central de la policía en Bangkok.

Posibles condenas 

Neil podría ser condenado hasta a 20 años de cárcel, y un alto cargo policial dejó abierta la puerta a una posible extradición una vez que hubiera cumplido su condena.

Canadá, que puede juzgar a sus ciudadanos por delitos sexuales en el exterior,  aunque no suele hacerlo - no ha dicho si tiene previsto pedir su extradición. Camboya y Vietnam también podrían querer interrogarle.

El hombre de 32 años dejó repentinamente Corea del Sur la semana pasada, donde también daba clases, después de que la Interpol difundiera su imagen, una vez que expertos de la policía alemana consiguiera desentrañar la manipulación digital que tenía su rostro en fotografías encontradas en Internet en las que abusaba de niños en Vietnam y Camboya.

Noticias Relacionadas