Jueves, 18 de Octubre de 2007

Crece el negocio en torno a la genética recreacional

Muchos científicos consideran este uso positivo porque populariza la genética y la hace relevante

DANIEL MEDIAVILLA ·18/10/2007 - 22:05h

EEUU es un país poblado por inmigrantes, voluntarios e involuntarios, llegados desde países de todo el mundo. Por eso allí una tecnología que promete reconstruir un trayecto inverso hasta los propios orígenes tiene un gran interés. Es lo que sucede con los test genéticos. Casi medio millón de personas ya se han hecho pruebas de este tipo y más de 24 empresas ofrecen estos productos.


Como indica hoy un grupo de expertos en genética en un artículo de Science, muchos científicos consideran este uso positivo porque populariza la genética y la hace relevante.


Los autores del texto advierten, no obstante, de que con frecuencia quienes toman esos tests no lo hacen considerándolos genética recreativa, como algunos científicos lo llaman. “Muchos negros americanos esperan recuperar una historia robada por la esclavitud”, explican. Todo con unos métodos que, aunque tienen una enorme precisión a la hora de determinar, por ejemplo, la paternidad, no son tan eficaces a la hora de precisar cuál fue el país de origen de una familia. Aunque con base científica, los tests son probabilísticos.


En España, por entre 185 y 350 euros, se puede realizar una prueba que muestre de modo aproximado los movimientos migratorios que siguieron los ancestros a través de los siglos. “Aquí los interesados acuden principalmente por curiosidad”, indica Elena Iglesias, de DNA Solutions, una compañía que ha introducido recientemente estos tests en España.