Archivo de Público
Sábado, 10 de Mayo de 2008

Modernidad económica y reformismo social

G. L. A. ·10/05/2008 - 19:47h

El XXXVII Congreso del PSOE reafirmará como señas de identidad de su proyecto político la modernización económica, el reformismo social y la participación política, a tenor del contenido de la ponencia-marco.

Sobre estos tres pilares aspira a afrontar los cambios sustanciales que se están produciendo, no sólo en España sino en el mundo, por entender que esa capacidad de anticipación es la que ha permitido a los socialistas ser el partido que durante más tiempo ha gobernado en el periodo democrático.

Para ello, el documento llama a "no recrearse" en "la autocomplacencia" por haber ampliado su mayoría electoral, sino a volcar todas las energías en el diseño de la próxima década.

Llega la 'flexi-seguridad'

En lo que hace a la modernización económica, junto a la decidida apuesta por el saber y las energías renovables como clave de un crecimiento sostenible, destaca la incorporación del concepto de "flexi-seguridad", un modelo de relaciones laborales inspirado en los países nórdicos, entre los que Dinamarca es la referencia.

Este modelo, que ya anticipó el jueves el vicepresidente económico, Pedro Solbes, durante su comparecencia en el Congreso, parte de combinar la flexibilidad en la contratación con una fuerte protección social que asegure la seguridad de los trabajadores cuando pierden su empleo.

El reformismo social se enmarca en el diálogo como ruta permanente, planteamiento que conecta con el tercer pilar de la participación política. A propósito de esta, se aboga por profundizar en el acercamiento de las instituciones a los ciudadanos y en el aumento del control efectivo del poder. La "acción política acordada" es el principio de gobernanza que reivindica, para España y el mundo.