Jueves, 18 de Octubre de 2007

España y otros cuatro países de la UE crean una Fuerza de Gendarmería Europea

EFE ·18/10/2007 - 20:45h

EFE - (De izq. a dcha.) El ministro italiano del Interior, Giuliano Amato, el ministro español, Alfredo Pérez Rubalcaba, el ministro polaco, Wladyslaw Stasiak, y el alemán, Wolfgang Schauble, tras la reunión del G6 en Sopot (Polonia). EFE

Con el objetivo de poder intervenir con rapidez en zonas de conflicto, España, Holanda, Francia, Italia y Portugal firmaron hoy el Tratado por el que se establece la Fuerza de Gendarmería Europea (FGE), con capacidad para movilizar ochocientos efectivos en un plazo de treinta días.

La FGE se convierte así en un instrumento rápido de gestión de crisis al servicio de la Unión Europea (UE) y a disposición de organismos internacionales como la OTAN, la OSCE o la ONU.

"La firma del Tratado llega justo a tiempo para empezar en la primera misión de la FGE en Bosnia", afirmó el ministro de Defensa holandés, Eimert van Middelkoop, en calidad de presidente del evento.

Está previsto que se envíen a principios de noviembre a Bosnia unos 130 policías militares, de los cuales España aportará unos treinta, que saldrán de las filas de la Guradia Civil, indicó a Efe el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, que participó en la firma.

Los efectivos de la FGE llevarán durante su participación en misiones internacionales un gorro azul con el círculo de estrellas representado en la bandera europea, pero mantendrán los uniformes de los cuerpos nacionales: la Guardia Civil española, los Carabiniere italianos, la Marechausse holandesa, la Gendarmería francesa y la Guardia Nacional Republicana portuguesa.

Camacho destacó que la FGE "sobre todo tiene capacidades, y pocas limitaciones" ya que "son cuerpos militares y civiles que pueden entrar sobre el terreno en el momento en que hay un problema militar y posteriormente tienen la capacidad de continuar con sus labores de refuerzo de la seguridad, también en el terreno civil".

La idea surgió de Francia, que la planteó en un Consejo Europeo en 2003, y un año más tarde se estableció la estructura de la FGE, que en 2006 abrió su sede en Vicenza (Italia).

Según Camacho, la creación de esta fuerza tiene "mucha" relevancia para España ya que "en materia de seguridad es necesario cada vez más que hagamos un trabajo en común".

"A partir de ahora se refuerzan las capacidades de seguridad tanto militares como civiles, y es lógico que trabajemos conjuntamente", subrayó.

El ministro de Defensa holandés destacó durante su discurso de apertura que la FGE necesita ganarse la confianza tanto de la UE en su conjunto como de los Estados miembros por separado.

"Ganando la confianza, podemos asegurar que la FGE se convertirá en un instrumento importante"-indicó-.

El Tratado está abierto a los países de la UE que tengan un cuerpo de policía con capacidad tanto militar como civil.

En estos momentos se negocia la solicitud de Rumanía de integrarse en la FGE, así como la petición de Turquía formar parte del organismo en calidad de observador.

Polonia también está interesada en formar parte de esta fuerza europea de policía militar, según explicaron a Efe fuentes de la delegación española.

Pero, según fuentes de la delegación francesa, Italia es crítica ante la candidatura de Rumanía y Francia ante la de Turquía.

Camacho indicó que España sin embargo está a favor de ambas peticiones.

Remarcó no obstante que la decisión al respecto debe estar consensuada", y ser tomada dentro del máximo órgano de decisión de la Gendarmería (CIMIN).

Por su parte, el ministro de Defensa holandés instó a que se solucionen los problemas surgidos tras las solicitudes de Rumanía y Turquía.