Archivo de Público
Viernes, 9 de Mayo de 2008

Comenzó en la Plaza Roja el primer desfile militar con misiles desde 1990

EFE ·09/05/2008 - 11:43h

EFE - Un veterano de la II Guerra Mundial vestido con el uniforme de cosaco y un joven son fotografiados delante de un poster que muestra una fotografia hecha el 24 de junio de 1945 del Desfile de la Victoria de los Soldados Soviéticos con los estandartes nazis en el suelo, en el Mausoleo de Lenin de la Plaza Roja de Múscú, Rusia, ayer jueves 8 de mayo de 2008. Los rusos celebran el día de la victoria sobre la Alemania Nazi.

La primera parada militar con misiles intercontinentales y armamento pesado desde 1990 comenzó hoy en la Plaza Roja, en lo que supone el primer acto público presidido por el nuevo presidente ruso, Dmitri Medvédev.

Medvédev, que recibió el miércoles el maletín con el "botón nuclear", que le permite controlar los mandos del arsenal atómico de Rusia, pronunciará un breve discurso desde la tribuna instalada a espaldas de las murallas del Kremlin.

Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, Medvédev rendirá tributo a los millones de soldados rusos caídos en la Gran Guerra Patria, como se llama en este país el capítulo soviético (1941-45) de la Segunda Guerra Mundial.

Rusia celebra cada 9 de mayo el aniversario de la victoria del Ejército Rojo sobre el nazi con una parada en la Plaza Roja, aunque éste es el primero con armamento pesado desde 1990.

También participarán el ex presidente ruso y nuevo primer ministro, Vladímir Putin, que fue quien decidió reanudar los grandiosos desfiles militares de la era soviética, y el ministro de Defensa, Anatoli Serdiukov, que pasará revista a las tropas.

Las "estrellas" del desfile del Día de la Victoria serán los misiles balísticos intercontinentales Tópol-M, el arma más temible del arsenal ruso, y los cohetes táctico-operativos Iskander-M, capaces de superar el escudo antimisiles norteamericano.

Además, lanzaderas de misiles, piezas de artillería, tanques y unos ocho mil soldados desfilarán por el adoquinado de la Plaza Roja, mientras una treintena de cazas, bombarderos y helicópteros surcarán los cielos de Moscú.

La última parada militar en la Plaza Roja en la que se exhibió armamento tuvo lugar el 7 de noviembre de 1990, un año antes de la desintegración de la URSS.

Aunque en 1995, con motivo del cincuentenario de la victoria en la II Guerra Mundial, se celebró un gran desfile, éste tuvo lugar junto al complejo memorial de Poklónnaya Gorá, en el oeste de Moscú.