Archivo de Público
Jueves, 8 de Mayo de 2008

La Abogada del Tribunal Europeo apoya el Concierto

Aplica la ‘doctrina de las Azores’ para defender las normas fiscales del País Vasco

GUILLERMO MALAINA ·08/05/2008 - 23:26h

El País Vasco recibió ayer un espaldarazo en el conflicto que mantiene con los territorios vecinos de La Rioja y Castilla y León sobre las ayudas fiscales a empresas y la competencia para dictar normas diferentes a las del resto del Estado. La Abogada General del Tribunal Europeo de Justicia, Juliane Kokott, emitió un informe en el que reconoce la capacidad de la comunidad autónoma vasca para tener una fiscalidad distinta.

El pronunciamiento de la Abogada General no es definitivo, ya que la decisión le corresponde al Tribunal de Luxemburgo, que no siempre sigue su doctrina. En cualquier caso, el informe de Juliane Kokott suscitó una cascada de felicitaciones de todas las formaciones políticas, instituciones y organizaciones de empresarios en Euskadi, al entender que supone un respaldo al Concierto Económico y a la competencia tributaria de las haciendas vascas. A las felicitaciones se unió el vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, que consideró el informe “un espaldarazo importante para lo que significa” el Concierto y “un reconocimiento de la realidad histórica” del País Vasco.

Las normas de 2005

El caso llegó a Luxemburgo como consecuencia de una consulta planteada por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), que debía decidir sobre los recursos presentados por las comunidades de La Rioja y Castilla y León, así como por el sindicato UGT-Rioja contra el impuesto de sociedades vasco del año 2005. Según su planteamiento, las ventajas fiscales favorecían la marcha de empresas al País Vasco.

La Abogada General del Tribunal Europeo estima, ante esta queja, que en el País Vasco puede aplicarse la doctrina establecida en la ‘Sentencia de las Azores’, del 6 de septiembre de 2006, según la cual una entidad regional con autonomía suficiente no está obligada necesariamente a tener en cuenta el sistema tributario general del Estado. Considera, eso sí, que corresponde a la Justicia vasca determinar si las medidas concretas del impuesto de sociedades del 2005 fueron contrarias a la legislación europea.