Archivo de Público
Jueves, 8 de Mayo de 2008

Telefónica compartirá con la competencia los conductos

La CMT la obliga también a desvelar a qué hogares quiere ofrecer 100 megas

ANA TUDELA ·08/05/2008 - 23:05h

El consejo de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) decidió ayer tomar medidas cautelares para abrir a la competencia los conductos propiedad de Telefónica, las canalizaciones por las que discurren la línea del teléfono desde cada central a cada casa.

Reinado histórico del cobre, Telefónica ha empezado a tender, junto a esa red heredada de la época del monopolio, fibra óptica capaz de llevar a cada domicilio conexiones de hasta 100 Megas de descarga de datos por segundo.

Para empezar, la CMT pone plazos. Un mes para que cuente en qué centrales tiene pensado poner fibra hasta la casa de aquí a 2010 y dos meses para que entregue los planos del laberinto de las canalizaciones.

Además, cuando un competidor le pida iniciar negociaciones, da un plazo máximo de cuatro meses para que lleguen a buen término, incluyendo la definición del precio. Transcurrido ese plazo sin acuerdo, la CMT intervendrá. El precio no se define, pero Telefónica tendrá que informar del que fija para que la CMT vea si es “razonable”. Este es el punto que más preocupa a las firmas que dan servicio utilizando la red de Telefónica, que comentaron a este periódico los años que pueden transcurrir hasta que se fije un precio razonable.

La CMT considera que el 80% de las inversiones necesarias para crear una red de nueva generación se emplearía en abrir las canalizaciones si hubiese que lograr las autorizaciones administrativas y empezar a abrir zanjas.

Por ello, la competencia de Telefónica se mostró positiva con la medida, aunque su carácter cautelar, que se mantendrá hasta que, a finales de este año, haya una norma definitiva, cree cierta inseguridad.
Una de estas compañías comentó que las centrales actuales deberían mantenerse durante 10 o 15 años, para que las compañías puedan desarrollar sus planes de negocio.

Opción de reventa  

Mientras transcurren los plazos que permitan acceder a la obra civil de la compañía, Telefónica debe permitir revender su servicio de 100 Megas a sus competidores. 

El precio de usar el móvil para todo

Dos planes de tarifas de voz y datos de Vodafone y Orange presentados en un día. Tienen que lograr incrementar sus ingresos y eso pasa por convencer a los clientes de que lean su correo, las portadas de los periódicos y vean la televisión a través del móvil. Vodafone presentó su Plan Relax Plus. Pagando entre 44 y 159 euros al mes ofrece voz y 500 megas de descarga de datos. En llamadas, cuando se consume el límite (25,50, 100 o 159 euros) empiezan a cobrar 0,19 euros por minuto y 0,15 de establecimiento de llamada. Y si se sobrepasa el límite de descarga de datos, cada conexión cuesta 0,5 euros. Orange lanzó una única tarifa, Naveghable, más barata (29 euros) y con el mismo límite en datos (500 megas). La francesa da llamadas gratis entre las 18 y las 8 horas, pero en el resto de horarios dispara el coste a 0,216 euros por minuto. Si se pasa el límite, sale a 0,04 euros cada nuevo mega. Vodafone, por su parte, regala 100 SMS cada mes y conexión a su servicio de televisión.