Jueves, 18 de Octubre de 2007

Rato dice que la crisis hipotecaria no ha contaminado a los países emergentes

EFE ·18/10/2007 - 18:34h

EFE - El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato, admitió que la crisis hipotecaria de Estados Unidos no ha contaminado a los países emergentes. EFE

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato, admitió que la crisis hipotecaria de Estados Unidos es "seria" y tendrá un impacto sobre el crecimiento en ese país y en Europa, pero subrayó que los países emergentes no se han visto contaminados.

"El FMI ha contribuido a las evoluciones que han permitido esta resistencia de la economía mundial", señaló Rato en una entrevista publicada hoy por "Le Monde", tras recordar que se ha evitado una repetición de lo que ocurría en el pasado, cuando "el resto del mundo se enfriaba cuando Estados Unidos estornudaba".

Vinculó el hecho de que no se hayan producido crisis en los países emergentes a que el Fondo les ha ayudado "a identificar los problemas y a adoptar las buenas prácticas financieras. La economía mundial está mejor gestionada ahora y lo debemos a los esfuerzos de los mismos gobiernos".

El director general saliente -deja el cargo el próximo día 1- admitió que la crisis de créditos inmobiliarios en Estados Unidos no sólo "tendrá impacto" en ese país y en Europa, sino que "podría agravarse", aunque matizó que por ahora eso no ha ocurrido y "el crecimiento se mantiene vigoroso".

Sobre la cuestión de los desequilibrios financieros internacionales, insistió en que "Estados Unidos tiene que aumentar su ahorro y reformar su protección social y, simétricamente, los chinos deben satisfacer mejor las necesidades de consumo de su población".

Rato defendió los progresos en la reforma del FMI, del que dijo que es "la primera institución multinacional" que hace cambios de esta envergadura.

Recordó que se ha mejorado la representación de los países emergentes y se ha logrado un consenso para doblar al menos el peso del voto de los más pobres, y que en junio se ampliaron las competencias del organismo en materia de vigilancia de tipos de cambio y de las políticas económicas de los Estados miembros.